¿Qué es el “derecho al olvido” que ahora quiere la Infanta Cristina?

¿Qué es el “derecho al olvido” que ahora quiere la Infanta Cristina?

El derecho al olvido ha vuelto a ser tema de conversación, después de que la Infanta Cristina se piense pedirlo para borrar sus problemas legales.

La Infanta Cristina quiere acogerse al derecho al olvido, pero ¿qué es eso? ¿puede hacerlo?

La última polémica judicial en España tiene sangre azul; Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta Cristina (hermana del rey Felipe VI), ha sido condenado a seis años y tres meses de cárcel por el caso Nóos.

En cambio, la Audiencia Provincial de Baleares ha considerado que la Infanta Cristina de Borbón no es responsable de la corrupción de su marido, así que ha sido absuelta.

De hecho, aunque la Infanta Cristina tendrá que devolver 265.000 € por haberse lucrado con las acciones de su marido, en realidad no perderá ese dinero. En 2014 pagó 587.000 € de fianza, de los cuales ahora recuperará 372.000 €.

La Infanta Cristina quiere aprovechar el derecho al olvido

Ni que decir tiene que esta es una gran polémica que muchos consideran como la prueba de que existen dos justicias diferentes dependiendo de tu árbol familiar. La imagen de la Infanta Cristina ha quedado mancillada para siempre, un nuevo caso que ensucia la reputación de la Casa Real.

Tal vez por eso ahora la Infanta quiere hacer lo mismo que hacen la mayoría de los que pasan por el juzgado: hacer borrón y cuenta nueva. Pero eso será poco menos que imposible, sobre todo en la era de Internet; una red que lo recuerda todo, ¿verdad?

Hay una excepción: el derecho al olvido. La Infanta Cristina y su abogado parecen haber oído ese concepto en algún lado y se han imaginado que se trata de un derecho mágico que obliga a todo el mundo a olvidar lo que has hecho.

O al menos esa es la conclusión que sacamos de las palabras de su abogado, quien ha dicho que la Infanta se está planteando recurrir la sentencia para, y cito, “que desaparezcan las imágenes de los medios o ejecutar el derecho al olvido ante Google”. Las “imágenes” de las que habla, por supuesto, son de la Infanta en el juzgado.

El derecho al olvido, ¿censura o protección de datos?

El derecho al olvido fue tema de conversación hace ya tres años, cuando el Tribunal de Justicia Europeo dio la razón a un ciudadano español que quería que Google eliminase un enlace relacionado con un impago.

Desde entonces los legisladores europeos ha intentado establecer el derecho al olvido como ley, y los buscadores de Internet como Google han implementado métodos para eliminar enlaces a petición de los usuarios.

Qué es el derecho al olvido

  • Está relacionado con la Ley de Protección de Datos, por la que los usuarios tenemos derecho a conocer, rectificar y eliminar los datos personales guardados por las compañías de Internet.
  • Afecta a buscadores de Internet, como Google, Bing o Yahoo.
  • Reclamando el derecho al olvido, podemos eliminar enlaces que aparezcan al buscar nuestro nombre en esos buscadores.
  • La empresa puede pedir el motivo por el que borrar el enlace.
  • El derecho al olvido es regional; es posible que el enlace aparezca cuando buscamos en regiones diferentes a la nuestra.

Qué no es el derecho al olvido

  • No afecta a las páginas que ofrecen la información. Una web no está obligada a borrar una foto por el “derecho al olvido”.
  • No significa desaparecer de Internet; no nos permite borrar cualquier enlace relacionado con nuestra persona.
  • Los enlaces que sean de “interés general” no pueden ser borrados; en ese caso, prevalecen sobre el derecho al olvido.
  • El derecho al olvido puede ser negado.

En definitiva, la Infanta Cristina puede pedir el derecho al olvido, otra cosa es que se aplique. Siendo una figura pública, es evidente que sus noticias son de “interés general”.

No solo eso, sino que el derecho al olvido no afecta a la prensa, porque no enlaza datos, los presenta. Por ejemplo, si mi nombre aparece en un artículo de Omicrono, y Google lo indexa, puedo pedir a Google que no enlace al artículo, pero no puedo pedir a Omicrono que borre esa información. Al menos no usando el derecho al olvido.

No es casualidad que las primeras personas que solicitaron el “derecho al olvido” fuesen criminales, desde políticos corruptos a pederastas; el nombre les hizo creer que tenían el derecho de que sus acciones no pudiesen ser buscadas.

Aunque también es cierto que hay mucha gente que simplemente no quiere que su vida pueda encontrarse con una búsqueda de Google. Hablando de Google, aseguró que había denegado el 58% de las peticiones recibidas.

Aún no está claro si la Infanta Cristina recurrirá la sentencia para meter la solicitud del derecho al olvido; si lo hace, puede que sirva para que más españoles sepan en qué consiste ese derecho al olvido.

  • Astur

    Me enervan estas cosas..