Cómo evitar y eliminar los virus de Facebook

Cómo evitar y eliminar los virus de Facebook

¿Quieres mantenerte a salvo en la red social? ¿Crees que has podido infectarte en el "caralibro"? Te contamos cómo evitar y eliminar los virus de Facebook.

¿Quieres mantenerte a salvo en la red social? ¿Crees que has podido infectarte en el “caralibro”? Te contamos cómo evitar y eliminar los virus de Facebook.

Facebook, por lo general, es una red segura. Nos permite contactar con nuestra familia, amigos y conocidos por Internet. Hace posible saber qué está pasando en todo el mundo. Nos da la posibilidad de comunicarnos y alzar nuestra voz al mundo. Y todo eso pudiendo controlar cómo lo hacemos, y con quién lo compartimos.

Sin embargo, Facebook es famosa y está llena de usuarios. Lo cual hace que los hackers y demás gente con malas intenciones quieran aprovecharse de Facebook para encontrar a sus víctimas. No queremos que ocurra eso, así que en Omicrono os contamos cómo podéis evitar todas esas amenazas.

Cuidado con las aplicaciones a las que das acceso

Al ser tal la presencia de Facebook, muchas aplicaciones y servicios permiten el registro con Facebook. Cada vez que hacemos esto, estamos dando ciertos accesos a nuestra cuenta. Y no pasa nada si es una aplicación de confianza. El problema es que algunos atacantes aprovechan esto para colarse en las cuentas ajenas.

Por ello, cuando des acceso a una aplicación, debes tener mucho cuidado. Mira bien quién te está pidiendo el acceso y, sobre todo, qué accesos te está pidiendo. Si dudas, lo mejor que puedes hacer es buscar el nombre de la aplicación en Google, o directamente cancelar. Y si pulsas un link que te lleve directamente a esta página, sal de inmediato.

Revisa con regularidad las aplicaciones autorizadas

Por esto también es importante saber qué aplicaciones tienen acceso a nuestra cuenta. La idea es que sólo tenga acceso lo imprescindible, lo que utilicemos y lo necesite de verdad. Cualquier aplicación o servicio que no entre dentro de este grupo se puede eliminar sin miedo.

Podéis mirarlo a través de este enlace. Y sí, conviene que os toméis cinco minutos y borréis todo lo que no os guste. Borra las aplicaciones que ya no uses, las que no recuerdes por qué están ahí, y las que te parezcan sospechosas. Y no te preocupes si borras una aplicación que necesitas sin darte cuenta, te volverá a pedir acceso cuando vayas a utilizarla.

NO pulses enlaces sospechosos, ni siquiera de tus amigos

¿Un amigo te ha enviado por mensaje privado un enlace raro? ¿O ha aparecido en tu feed compartido por uno de tus contactos? Aunque venga de tus amigos, desconfía. Su cuenta puede estar comprometida, o pueden estar engañados. Aunque insistan, niegate. Y, si tu pulsas en ese enlace sospechoso, es posible que tu seas el siguiente.

Un ejemplo de esto, irónicamente, nos lo encontramos en el subreddit de Black Mirror. Una usuario pinchó en un enlace que le mandó un antiguo contacto de Facebook, que le llevó a una página de login de Apple falsa. Al introducir sus datos, se los dio a un atacante, y después vino una pesadilla: le robó todas sus cuentas e incluso publicó fotos de ella desnuda en su Facebook.

NO aceptes a cualquier desconocido en tu Facebook

Esto sigue la línea del consejo anterior. Aunque creas que tienes un mejor perfil teniendo un círculo mayor, estás aumentando tu riesgo de encontrarte amenazas y cosas extrañas. En el mejor de los casos es correo no deseado; en el peor es alguien intentando engañarte para hacerse con tu cuenta.

Agrega sólo a perfiles de personas que conozcas, verifica que los perfiles sean legítimos. Y desconfía de los desconocidos, por muy buen perfil que parezcan tener.

Mucho cuidado con las ofertas y ‘chollos’

Lo mismo ocurre con las ofertas o chollos que nos podamos encontrar en Facebook. Pueden ser una trampa para robarnos la cuenta, pueden ser una estafa para hacerse con nuestro dinero, o incluso puede ser una estafa piramidal. Sí, no han desaparecido, Facebook les ha dado un nuevo lugar donde vivir. Así que ándate con ojo, aunque la genial oferta venga de tu buen amigo.

Asegura tu cuenta antes de que ocurra nada

Por supuesto, todo esto no sirve de nada si no protegemos nuestra cuenta como es debido. Además de comprobar las opciones de privacidad, debemos colocar toda la seguridad que nos sea posible. Pon una contraseña segura (y ayúdate de un gestor de contraseñas si hace falta), activa la verificación en dos pasos y comprueba los dispositivos reconocidos.

Puedes hacer todo esto desde la pestaña de seguridad de Facebook. Sí, dedica otros 5 minutos a revisar todas las opciones que nos da Facebook.

¿Qué hacer si he caído en los virus de Facebook?

Si has caído en la trampa, no hay tiempo que perder:

  • Cambia la contraseña que usas en Facebook. Activa la verificación en dos pasos ya que estás ahí.
  • Si compartes la contraseña de Facebook con otras cuentas, cambia las contraseñas de todas esas cuentas.
  • Publica en Facebook que tu cuenta ha sido comprometida, con alcance a sólo amigos. Explica los detalles de qué ha pasado. Esto les servirá para estar alerta, y poder actuar si ellos también están comprometidos.
  • Comprueba las extensiones instaladas en tu navegador. Haz lo mismo que con las aplicaciones autorizadas: desinstala la extensión si desconfías.
  • Por si las moscas, ejecuta una herramienta como MalwareBytes en tu ordenador. La razón es saber si tu navegador, o tu ordenador, está comprometido. Si lo está, sigue los pasos de la herramienta para solucionarlo.