Omicrono, la tecnología de El Español

Los navegadores han evolucionado para proteger a los usuarios, y ahora nos avisan cuando una página web puede ser insegura. ¿Por qué ocurre?

Internet no nació como lo que es ahora, una red de millones de ordenadores conectados por todo el mundo. Nació como una red interna en la que universidades y ejército intercambiaban información. Ha evolucionado hasta ser lo que es hoy, pero esa base ha hecho difícil que Internet sea segura.

Por suerte, también hemos avanzado en ese sentido. Hemos asegurado los ordenadores y dispositivos que utilizamos, y hemos protegido nuestras conexiones. Los navegadores juegan un papel en todo esto, y también han evolucionado para protegernos mientras navegamos por una página web.

Navegadores como Google Chrome o Firefox, para defender a sus usuarios, han creado todo tipo de protecciones. Y una de esas protecciones es avisarnos cuando estamos en peligro. ¿Pero qué motiva que aparezcan estos avisos? Os lo explicamos todo con detalle.

Porque la página web se ha marcado como peligrosa

La alerta que tenéis sobre estas líneas aparece cuando una página está en el registro de phishing de Google. O cuando Google ha detectado que esta página está distribuyendo archivos infectados a los usuarios.

Ambos casos implican que la página web es peligrosa para nuestro ordenador y nuestros datos. Lo mejor que puedes hacer es cerrar la pestaña sin más.

En cualquier caso, saltarse la alerta es tan simple como pulsar en ‘Detalles’ y seleccionar ‘acceder a este sitio web no seguro’. Pero siempre deconfía si una página web aparece con este tipo de aviso. Si de verdad tienes que entrar, hazlo con cautela.

Porque la conexión no cifra nuestros datos y contraseñas

Con el pretexto de mantenernos más seguros, Google y Firefox tomaron hace tiempo una medida algo extrema para presionar a las páginas web que lo hacen mal. Si una página web maneja contraseñas o datos personales, y la conexión no es segura (HTTPS), ambos navegadores nos avisarán para que no dejemos nuestros datos.

Al enviar nuestra contraseña o nuestros datos a través de una conexión no segura, estamos permitiendo que un atacante pueda interceptar y hacerse con todos esos datos. Por eso es importante que, si una página te pide tus datos o una contraseña, lo haga con una conexión segura. Podemos ignorar el aviso, pero nos estaremos poniendo en peligro.

Porque el certificado no es válido o ha caducado

Como algunos sabéis, las conexiones seguras (HTTPS) no sólo están cifradas. También es obligatorio que exista un certificado (SSL) que nos asegure que la página es quien dice ser. Por ejemplo, si nos conectamos a la web de nuestro banco, que el certificado nos indique que estamos conectados al banco de verdad.

Algunas veces puede haber problemas con este certificado. Una mala integración, que el certificado haya caducado, o que venga de una fuente no confiable, causarán la alerta que tenéis sobre estas líneas.

El método para saltarse esta alerta es similar al de la alerta por seguridad. Tenemos que pulsar sobre ‘Opciones avanzadas’ y hacer click sobre ‘Acceder a [página web] (sitio no seguro’. En cualquier caso, debemos tratar la web como si fuera un sitio no seguro. Hacedlo sólo si estáis seguros de que la página es quien dice ser, y no dejéis datos personales o contraseñas.

Te puede interesar
6 de 9