Omicrono, la tecnología de El Español

Los Pocket PC se quedaron atrás hace mucho tiempo, entre tanta tablet y tanto smartphone. Pero puede que hayamos cantado su derrota antes de tiempo, porque están resurgiendo.

Venga, seguro que os acordáis de los Pocket PC. Sí, aquellos dispositivos que pretendían ser un ordenador de bolsillo. Aquellas pantallas y teclados enanos que solían llevar Windows. Aunque no era un Windows completo, era Windows Mobile. Y las marcas que llevaron aquel mercado, como HTC, Palm o HP, son míticas y conocidas de sobra a día de hoy.

Todos esos dispositivos terminaron siendo desplazados con la aparición de los smartphones. El teléfono ha cambiado la forma en la que trabajamos, haciendo innecesaria la figura del Pocket PC. Además, la aparición de las tablets y los ultrabooks ayudó en cierta parte. Pero no cantemos todavía su muerte, porque los míticos Pocket PC están empezando a resurgir. Y hay que decir que tienen muy buena pinta.

GPD Pocket, el Pocket PC que hace honor a su nombre

Ya os hemos hablado de GPD Pocket en Omicrono hace poco tiempo: un ordenador de bolsillo que sí hacía honor a su nombre. Este concepto, que se ha estrenado en Indiegogo, rescata aquella idea del pasado de tener un ordenador en el bolsillo. Y efectivamente, lo consigue.

Estamos hablando de un ordenador que ocupa una cantidad ridícula de espacio, con un teclado de verdad, y un sistema operativo de verdad. Incluso podemos elegir entre Windows y Linux, abriendo una interesante puerta a administradores de sistemas o programadores.

12 horas de batería, pantalla de 7 pulgadas que supera la resolución Full HD, Intel Atom y 4GB de RAM, 128GB de almacenamiento interno… y todo eso a partir de 399 dólares. Un ordenador que de verdad cabe en nuestro bolsillo con especificaciones para aburrir. ¿Quién da más?

Gemini PDA, más pequeño y con teclado clamshell

Pues puede que el Gemini PDA sea capaz de dar más. Comparte con el GPD Pocket su estreno en Indiegogo y la idea de tener un ordenador de verdad en el bolsillo. Y ahí se acaban las diferencias, porque el Gemini PDA parte con un diseño en forma clamshell. Si, no estás solo si te recuerda al mítico Nokia 9000 Communicator.

Además de este atractivo diseño, nos encontramos componentes interesantes. Una pantalla Univisium de 5.7 pulgadas 2880 x 1440, un procesador móvil de 10 núcleos, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento interno + microSD, un teclado mecánico completo y la posibilidad de tener 4GB.

Las desventajas respecto al primer modelo están claras: nos vemos limitados a un sistema operativo móvil. En este caso, un arranque dual de Android y Linux. A cambio tenemos un dispositivo mucho más pequeño y con un diseño más cuidado. Y cuesta lo mismo, 399 dólares en Indiegogo.

¿Es la verdadera era de los Pocket PC?

Lo cierto es que ahora es el momento perfecto para los Pocket PC. Las piezas que los componen se han miniaturizado hasta el extremo, y son lo suficientemente avanzadas como para dar una buena experiencia. Antes nos encontrábamos con hardware deficitario o no tan buenos conceptos. Ahora es el momento perfecto para desarrollar este tipo de hardware.

Sin embargo, ahora es el momento en el que tienen más competencia. No sólo hablamos de los smartphones, un mercado que ya está saturado. Hablamos de los ultrabooks y portátiles ultraportables que pueden ser mucho más cómodos. Hablamos de las tablets e híbridos tipo Surface que pueden ser mucho más portables.

Ante este panorama, y ante la aparición de intentos, ¿conseguirán las Pocket PC hacerse un hueco en el mercado?

Te puede interesar
1 de 9