Omicrono, la tecnología de El Español

Con Samsung DeX, puede que por fin se haga realidad el sueño de la convergencia que llevamos años esperando.

La convergencia es uno de esos conceptos que suenan muy bien en la teoría, pero que pierden el lustre en la práctica. Es una idea muy buena: convertir nuestro smartphone en un PC y viceversa, con un sistema propio que se adapte a cualquier situación.

Muchos han intentado crear un sistema convergente, pero ninguno ha conseguido el éxito. Canonical lo intentó con Ubuntu, pero su camino en el sector de los smartphones no ha durado mucho. Microsoft también hizo un amago presentando Continuum, pero el fracaso de Windows Phone le ha hecho perder prioridad.

Samsung DeX, convierte tu smartphone en un ordenador

Así las cosas, sólo queda Android para ofrecernos un sistema capaz de cubrir lo mejor de ambos mundos, el smartphone y el PC… ¿verdad?
Gracias a anteriores intentos de varios fabricantes, podríamos pensar todo lo contrario. Que Android no sirve como sistema operativo de escritorio.

Por eso el Samsung DeX es tan emocionante. Es un dispositivo que transformará nuestro dispositivo Galaxy S8 en un ordenador, usando la conexión USB Type-C de la parte inferior.

Como veis, estamos ante un dock, en el que podemos dejar el smartphone conectado de pie. Usando la conexión HDMI incluida, podemos conectar el dock a una pantalla para que muestre la imagen del móvil;  es compatible con resoluciones 4K UHD. Además, podemos conectar un teclado, un ratón u otros periféricos usando las conexiones USB.

Por último, con la conexión Ethernet podremos conectarnos a Internet por cable en vez de usar la conexión WiFi del móvil.

Cómo funciona el nuevo Samsung DeX

El proceso de convertir el Galaxy S8 en un ordenador es sorprendentemente rápido y directo. Sólo tenemos que poner el móvil en el dock, conectándolo por USB Type-C, y ya está; inmediatamente veremos imagen en el monitor y podremos empezar a usar el sistema.

Un sistema que, por cierto, no es el típico “escritorio” Android ni mucho menos. Samsung se ha dado cuenta de que eso no es lo que espera la mayoría de los usuarios, y ha creado una nueva interfaz muy similar a Windows.

Una experiencia similar a un ordenador

En la parte inferior tenemos una barra de tareas, en el que tenemos iconos de acceso directo (además de en el escritorio, claro). El menú home de Android ha sido reconvertido en el clásico menú inicio, y por supuesto, las apps ahora tienen controles de minimizar, maximizar y cerrar.

Por lo tanto, si alguna vez has usado un ordenador, muy probablemente no te perderás con el conjunto de un Galaxy S8 y el Samsung DeX. Cuando abrimos apps como Word o Excel, es fácil olvidarse por un momento de que estamos usando un móvil; aunque claro está, las apps son las mismas que podemos usar en un Android cualquiera.

De hecho, todas las apps que vienen por defecto en el móvil funcionarán perfectamente. En el caso de apps instaladas aparte, algunas podrán ser perfeccionadas para pantallas grandes y una interfaz de escritorio, mientras que otras simplemente tendrán un borde y serán idénticas a cuando las ejecutemos en el móvil.

Te puede interesar
  • Mauxx Rtg

    hola continuum 😀

7 de 14