Omicrono, la tecnología de El Español

Este tatuaje puede convertir tus nudillos y pecas en botones capaces de controlar dispositivos como el teléfono o la televisión.

Científicos de la universidad de Saarland (Alemania) han conseguido con la ayuda de Google mezclar papel para calcomonías y la tecnología Arduino para crear unos tatuajes temporales capaces de controlar todo tipo de dispositivos electrónicos. Desde el teléfono hasta tu televisión.

Llamado SkinMarks, este tatuaje, que son más finos que un pelo humano, se colocan como las calcomanías de los niños y aguantan varios días hasta que desaparecen. La idea es colocarlos sobre partes como los nudillos o un lunar puesto que según Martin Weigel, uno de los responsables del proyecto, “la gente se los conoce de memoria lo que las convierte en una posición ideal para este tipo de controles”.

De momento los sensores no son tan avanzados como las pantallas táctiles de los smartphone, pero este tipo de tatuaje permite un gran número de interacciones. Desde tocar un nudillo o pellizcarte la piel hasta doblar un dedo. “Hacemos uso de las propiedades elásticas de la piel lo que nos permite tener unos tatuajes capaces de responder a dichos cambios. De esta forma podemos incorporar múltiples comandos en un sólo lugar” asegura Jürgen Steimle, otro de los responsables del proyecto.

Un panel de control en tu mano

La idea es que cada vez que acaricies, toques, aprietes, dobles… tu piel puedas interactuar y controlar un ordenador. Por ejemplo, acariciar tu dedo índice con el pulgar te puede servir para subir el volumen de la música mientras que si tocas una falange del dedo medio puedes cambiar la canción. Mientras que en el caso de los nudillos, los sensores se pueden convertir en botones individuales cuando cierras el puño o en un gran panel cuando tienes la mano abierta.

También se han planteado la idea de crear tatuajes luminosos que se enciendan cuando recibas un mensaje de una persona en concreto o si tienes alguna notificación pendiente en alguna de tus apps más usadas.

Pese a que los sensores se integran a la perfección en la piel, por el momento los tatuajes requieren estar conectados a un voluminoso ordenador. Aunque los responsables del proyecto ya están trabajando en formas más prácticas de implementarlo.

  • Salvador

    Sin la dependencia de un ordenador central, sería una buena opción para controlar los elementos inteligentes del hogar, como luces o persianas

9 de 9