Omicrono, la tecnología de El Español

Tenemos que estar atentos a la hora de vender nuestro teléfono móvil, pues si se nos escapa algo podríamos tener un serie problema con la privacidad. Te mostramos unas claves.

Vender un teléfono móvil es una cosa muy seria. Ahí tenemos todos nuestros recuerdos (o gran parte de ellos), nuestras fotos, nuestros contactos, y en general mucha información valiosa sobre nosotros. Es por ello que debemos tener en cuenta varias cosas antes de efectuar una venta o de llevar a cabo un intercambio, pues nos puede salir muy caro. No podemos coger y venderlo o regalarlo sin más.

Yo mismo he comprado smartphones con la vida completa de una persona dentro: con su WhatsApp, con la sesión de Facebook iniciada, con todas las fotografías y vídeos que había realizado y en definitiva con todo lo que el anterior usuario había configurado.

Por otro lado, no solo podemos ponernos en peligro exponiéndonos a todo lo que pueda pasarnos si un tercero tiene nuestros datos (y toda nuestra vida, básicamente), sino que también tenemos que tener en cuenta algunos aspectos para que la persona a la que se lo vendamos no se encuentre con trabas.

Cosas a tener en cuenta

En el caso que os exponía antes, aparte de encontrarme con todos los datos personales del ex-dueño, también tuve que saltarme un bloqueo que había establecido. Si no lo hubiese conseguido, probablemente el móvil hubiese acabado en la papelera, pues no serviría para nada. A ti no te gustaría que te vendiesen un teléfono que no pudiese usar, ¿no?

  • Poner a salvo nuestra información. Lo recomendable es hacerlo con algún gestor (en caso de que nuestro próximo teléfono sea Android, claro). Si no, lo más probable es que nos toque hacerlo a mano.
  • Desactivar el bloqueo anti-robo. Si tenemos un Android, entramos en Nube y cuentas > Cuentas y borramos todas las cuentas de Google que tengamos. Es posible que nos pida un PIN o un patrón. En caso de estar en iOS, tendremos que desvincular el Apple ID.
  • Cifra el dispositivo. Uno de los pasos siguientes es formatear el móvil, pero si somos muy quisquillosos y tenemos miedo de que alguien pueda recuperar nuestros datos, lo mejor es cifrarlos para que esto sea imposible.
  • Reestablecer el teléfono de fábrica. Lo podemos hacer desde Administración general > Restablecer > Valores de fábrica.

Aunque parezca una tontería, retirar la tarjeta microSD y SIM es muy importante, pues no sería la primera vez que alguien vende un teléfono con su tarjeta SIM dentro, o incluso con la microSD y los datos. Otro de las cosas más importantes es tener el dispositivo limpio y bien cuidado, pues las posibilidades de venta aumentarán a la par que las posibilidades de sacar una mayor tajada.

Por último, y quizás una de las cosas más importante, es el medio en el que lo vendemos. Tenemos dos opciones: físico o virtual, cada uno de ellos con ventajas y desventajas. Si elegimos físico podremos hacerlo a un particular o a una empresa (el particular siempre nos ofrecerá más dinero, aunque podríamos tardar muchas semanas en deshacernos de él). Por otro lado, en los portales virtuales podremos ser estafados, así que tendremos que tener mucha cautela.

Te puede interesar
  • raul

    Hay personas tan subnormales de vender un movil y no quitar la SIM o la SD????

    • Y para dejar el WhatsApp, Facebook y todo lo demás abierto… es alucinante pero personas que no se enteran mucho y piensan que la SD o la SIM va con el móvil.

1 de 5