Omicrono, la tecnología de El Español


Algunos meses antes de que Alphabet acabara con su división de automóviles y lo rebautizara como Waymo, la compañía ya había tomado la decisión de abandonar la idea de construir su propio coche. Desde entonces, la estrategia de la compañía se ha basado en el desarrollo del cerebro de vehículos autónomos.

Los ejecutivos de la compañía han querido dejar claro en varias ocasiones que su intención es construir el conductor de esta clase de vehículos. A día de hoy, esto significa que la nueva ambición de Waymo es convertirse en uno de los principales proveedores de los fabricantes de coches autónomos.

La nueva estrategia de Google con Waymo resulta mucho más atractiva

No ha quedado del todo claro cuando se produjo el cambio de planes, pero la nueva táctica difiere totalmente de la idea principal del director inaciero de Alphabet. Puede que el enfoque actual de Waymo no sea tan atractivo como construir un coche propio, pero es una forma mucho más rápida de obtener ingresos de una industria emergente.

La primera pista sobre el nuevo modelo de negocio se pudo conocer durante el pasado mes de diciembre, cuando el CEO John Krafcik anunció que la compañía construiría sus propios componentes para esta clase de vehículos.

La clave durante esta nueva etapa estaría en la reducción de los costes de producción. Y es que tener la posibilidad de construir tanto el software como el hardware en un mismo lugar permite obtener mucho más beneficio.

“Poder desarrollar nuestro hardware y software bajo un mismo techo es algo realmente valioso”, dijo Krafcik durante su discurso en la conferencia AutoMobili-D en Detroit.

¿Cuáles son los planes de los principales fabricantes de vehículos?

waymo coche autónomo de googleLos fabricantes de automóviles suelen tener que hacer uso de diferentes cadenas de suministro, las cuales se descomponen en hardware y software. Ahora, Waymo está apostando por el valor de construir tanto el software como el hardware.

 

De hecho, la empresa ya esta siendo valorada como un proveedor potencial para los fabricantes de coches. El analista preguntó si Ford estaría considerando compartir datos con proveedores como Waymo o Mobileye para crear mapas HD estandarizados para la industria.

El CEO de Ford, Mark Fields, respondió que la compañía tendría que valorar si al compartir ciertos datos estarían dando ventaja competitiva a otros fabricantes de automóviles. Por supuesto, esto no significa que dicho fabricante este en la bolsa de Waymo.

Delphi y Mobileye ya han anunciado que estarían asociándose para desarrollar un sistema completamente autónomo que los fabricantes de automóviles podrían comenzar a integrar en su coches en 2019. BMW ya ha dicho que integrará el nuevo sistema en una nueva flota de sus vehículos.

waymo coche autónomo de google

Por su parte, el fabricante de chips Nvidia también anunció que comenzaría a trabajar con los proveedores de hardware Bosh y ZF y que impulsaría el sistema de conducción automática de Audi.

Puede que el mayor obstáculo para Waymo es que es propiedad de la compañía matriz de Google Alphabet. Los fabricantes de automóviles han querido evitar asociarse con empresas de consumo como Apple y Google por temor a ceder su experiencia en el sector.

De momento, tal y como sugieren desde Recode, no está claro que Waymo este dispuesta a trabajar silenciosamente bajo el capó de los vehículos. Así que aunque exista una propuesta bastante atractiva para el desarrollo de componentes en casa, esto no es lo único que importa a los fabricantes de automóviles a la hora de determinar con quien se asocian.

Te puede interesar
7 de 9