Omicrono, la tecnología de El Español

El llamado asesino de Facebook ha vuelto a iniciar la polémica sobre el contenido que es posible encontrar en su servicio de streaming.

Cuando Facebook presentó Live, su servicio de streaming en directo, lo hizo con la intención de que todo el mundo pudiese retransmitir de manera sencilla y directa.

Frente a alternativas como Youtube o Twitch, Facebook Live ha ganado una posición en el mercado como un servicio más personal; uno en el que los usuarios se dirigen directamente a sus amigos en vez de a “seguidores”.

Pero también se ha ganado fama de ser un servicio en el que puedes encontrar lo más sádico y horroroso de la red. Desde que fue abierto al público, en muy pocas ocasiones se ha hablado de Facebook Live porque haya facilitado algo bueno.

El asesino de Facebook revela lo peor de Live

Ahora Facebook Live vuelve a aparecer en las noticias, pero no por las razones que le gustaría a Mark Zuckerberg. Steve Stephens, un hombre de Cleveland, Ohio, ha saltado a la fama después de retransmitir un asesinato en directo.

La víctima, un anciano elegido al azar, sin razón ni motivo; simplemente tuvo la mala suerte de pasar al lado.  Técnicamente en el vídeo no se muestra el momento de la muerte, pero si cómo Stephens se acerca a la víctima, saca la pistola, y cómo después el hombre yace en un charco de sangre.

Horas después de ser publicado, Facebook borró el vídeo de su red, pero para entonces ya era demasiado tarde; no solo ha sido visto en EEUU, sino en todo el mundo.

Las reacciones son, como era de esperar, de miedo, angustia y sorpresa por la capacidad de cometer un crimen semejante en directo. Sobre todo porque, en el momento de escribir estas líneas, la policía aún no ha podido capturar a Stephens, y se sospecha que haya podido huir a otros estados.

Facebook Live atrae a los criminales que quieren presumir de sus actos

Este no es el primer caso de crimen, ni siquiera de asesinato, que se emite en directo a través de Facebook Live; el año pasado uno de los vídeos más vistos fue el de un policía que mató a un conductor, mientras su esposa lo grababa.

El vídeo inicialmente fue borrado; sólo después de fuertes críticas a Facebook, por colaborar en ocultar posible brutalidad policia, el vídeo fue recuperado. Fue un ejemplo de cómo la red social aún no sabe muy bien cómo reaccionar ante este tipo de usos de su servicio.

Como apuntan en Business Insider, al menos seis personas más han muerto mientras eran grabadas en Facebook Live en el último año; pero es fácil encontrar más ejemplos con una simple búsqueda en Internet.

Facebook tiene que hacer algo, y pronto. Facebook Live se está convirtiendo en el lugar ideal para presumir de crímenes, para aquellos que quieren sus dos minutos de fama en los telediarios.

  • Astur

    Nos hace falta un kira, al menos lo hace con estilo

  • fernandofvh

    ¿Qué se puede decir de ésto? ¿Así andamos ya los seres “humanos”?

6 de 14