Omicrono, la tecnología de El Español

Las nuevas cámaras de 360º de Facebook, es posible hacer algo más que mirar a nuestro alrededor.

La realidad virtual tiene dos formas. O bien se nos presenta una escena en tres dimensiones (normalmente un juego), por la que podemos mirar y movernos; o bien es un vídeo grabado en 360º, y sólo podemos mirar de un lado a otro.

Es la limitación evidente que tiene el vídeo en 360º, que estamos limitados al sitio en el que se colocó la cámara. Es lo que rompe inmediatamente la inmersión, porque por ejemplo, si nos movemos un poco (si nos sentamos, por ejemplo), ese movimiento no se traducirá al vídeo.

Así son las nuevas cámaras de 360º de Facebook

Por eso lo que ha presentado hoy Facebook es tan interesante; son cámaras de 360 grados que también capturan la profundidad. Eso significa que podemos movernos dentro del vídeo, como si realmente estuviésemos dentro de la escena grabada.

Las cámaras se llaman X24 y X6, y los números indican la cantidad de sensores que incluyen; evidentemente, la X24 es la que consigue resultados más espectaculares, aunque ambas cámaras son capaces de capturar vídeo en resolución 8K.

Esta calidad pasa a un segundo plano cuando hablamos de la gran funcionalidad que ofrecen; Facebook lo llama “seis grados de libertad”, y eso significa que podemos movernos en seis direcciones diferentes dentro del vídeo, aunque esté grabado en dos dimensiones.

Esto se consigue no solo gracias al nuevo hardware incorporado en la cámara; sino también a un nuevo software capaz de analizar la profundidad de los objetos de una escena. Este proceso se realiza a nivel de píxel, por lo que es bastante costoso en términos de computación; por eso el cálculo se pasa a los servidores en la nube de Facebook.

Una vez que un píxel tiene la información de localización, el usuario puede verlo desde cualquier perspectiva.

Movernos en un vídeo ya es una realidad

via GIPHY

Podemos movernos hacia delante, hacia atrás, a la derecha, a la izquierda, levantarnos y sentarnos; todo ello siempre y cuando nuestro dispositivo de realidad virtual registre nuestros movimientos, claro. Tenemos un límite de un metro y medio de realidad virtual, aproximadamente.

Por supuesto, estas no son las primeras cámaras de 360 grados de Facebook. El modelo presentado el año pasado fue regalado a todo el mundo; los planos y el software fueron publicados en la red para que cualquiera la montase.

Esa idea, aunque interesante, no fomentó la creación de cámaras como a Facebook le hubiese gustado. Por eso para esta segunda generación la red social se ha aliado con algunos fabricantes para vender estas cámaras a finales de año; Facebook no venderá las cámaras directamente, ni ha anunciado precios.

1 de 23