Omicrono, la tecnología de El Español

Pequeños trucos para mejorar la imagen cuando conectamos un PC o una consola a la televisión, así como para también eliminar el procesado que se aplica a películas.

Los televisores no siempre muestran la calidad máxima que podrían tratar. Muchas veces la imagen está procesada y el resultado no es el que esperábamos. Esto se debe en gran parte a que no están del todo pensados para usar una consola o un ordenador. Si bien es cierto que sí tienen en cuenta esto a la hora de diseñar el software, no es lo habitual.

Entre otras cosas, los televisores también están optimizados para salas con mucha luminosidad (por ejemplo como las salas de exposición), por lo que una vez las tenemos en casa nunca acaban de verse igual.

Lo primero: cambiar la etiqueta a PC

Aunque parezca una tontería, cambiar la etiqueta a PC elimina este procesado que se aplica a la hora de reproducir películas. Tendremos que buscar en el menú la opción que nos permite modificar el tipo de entrada. Esto es, buscar algo muy parecido a “Input label”.

Poner etiqueta HDMI

Lo mejor es designar este tipo de entrada al último puerto HDMI. De tener solo uno no nos queda más remedio que usar ese. De este modo cuando queramos reproducir algún tipo de multimedia utilizaremos los puertos que no tengan la etiqueta PC.

Desactivar los ajustes de fábrica

Lo más normal es que nuestro televisor tenga varios modos de imagen. Podemos acceder a ellos desde la configuración. Lo más normal es que tengamos “Natural”, “Cine” y “Dinámico”, aunque en algunos casos también habrá uno llamado “Juego”.

Cambiar a modo juego en la televisión

El que nos interesa es, a priori, el modo juego, aunque si manejamos el tema también podríamos crear o modificar cualquiera de los modos a nuestro gusto. Quizás esté muy sobresaturado, así que no vendría nada mal bajar el contraste (tenemos que tratar de conseguir el negro más oscuro que podamos pero sin que el blanco pierda su esencia). Si es así, tendremos que bajar el contraste. En caso de que no nos deje, deberemos hacerlo desde el modo “Dinámico” o desde algún modo que podamos personalizar.

Desactivar todas las funciones extra

¿Para qué queremos cosas como el Contraste dinámico o el Tono de piel? Lo recomendable es ponerlo todo a Off, pues lo que hacen no es más que procesar la imagen, con lo que al final perderemos calidad. La mayoría de la pérdida se nota en la profundidad y en el detallado de las imágenes.

Configuración de RGB

¿RGB mejor a rango completo o limitado? Es una gran pregunta, que por supuesto no tiene una respuesta general. Si no configuramos esto de un modo adecuado, podremos perder detalle en el vídeo, aunque nada importante. La respuesta variará en función del tipo de reproductor en el que nos encontremos. Si es una pantalla lo mejor será aplicar rango limitado, mientras que si es un monitor lo mejor será completo.

Te puede interesar
1 de 9