Omicrono, la tecnología de El Español

La historia del creador del Solitario de Windows ha salido a la luz, casi treinta años después de su creación.

El Solitario de Windows es probablemente el videojuego más jugado del planeta; bueno, tal vez llamarlo “videojuego” sea excesivo, pero la verdad es que esta versión computerizada del clásico juego de cartas ha llegado a más sistemas que ningún otro software de entretenimiento.

El Solitario de Windows, el juego que tiró la productividad por los suelos

Al venir preinstalado en Windows durante buena parte de su historia, el Solitario ha sido esa opción que siempre tenemos ahí cuando llega el aburrimiento. Sobre todo en sistemas que no permiten la instalación de software, como los ordenadores de una oficina.

Aunque las últimas versiones de Windows ya no incluye el Solitario, en la Tienda de Windows y en smartphones podemos conseguir su sucesor espiritual.

Microsoft Solitaire fue presentado por primera vez con Windows 3.0, a mediados de 1990. Hay que tener en cuenta que por aquel entonces el espacio de almacenamiento era muy escaso y valioso; el propio Windows era distribuido en disquetes. ¿Por qué querría Microsoft incluir un juego cuando el espacio disponible era tan escaso?

La razón oficial es que Microsoft quería enseñar las posibilidades del uso del ratón. Windows no era más que una capa que se ejecutaba encima de MS-DOS, que funcionaba por comandos de terminal; para mucha gente, eso era suficiente.

Con el Solitario, Windows atrajo a muchos usuarios y fomentó la compra de ratones y el desarrollo de más juegos y aplicaciones. Al menos, esa es la historia oficial.

Ahora podemos comprender mejor la historia del Solitario, de boca de su mismísimo creador, Wes Cherry. El nombre no te sonará, y por una buena razón; Cherry no se ha hecho millonario gracias a su creación, pese a haber llegado a millones de hogares.

El juego que era demasiado difícil para Bill Gates

El Solitario no nació por ningún motivo extraordinario como aprovechar el ratón; fue por una mezcla de aburrimiento y de ganas de aprender. Wes era un becario de Microsoft en 1988, cuando se le ocurrió crear una versión del juego de cartas para ordenador.

Por aquel entonces no había muchos juegos para escritorio, y menos que usasen el ratón. Como becario, Wes quería aprender sobre el entorno de Windows. Era matar dos pájaros de un tiro, con un proyecto simple que no requería muchos recursos y que podía hacer en su tiempo libre.

La cosa podría haber quedado ahí. Un pequeño proyecto como los muchos que hubo durante la época; pero pronto el juego circuló por las oficinas de Microsoft, dejando su huella. Donde no la dejó es en la oficina de Bill Gates, que creía que era demasiado difícil ganar.

Pese a esta queja, finalmente se decidió que el Solitario vendría incluido en Windows 3.0 para enseñar a usar el ratón. Con el tiempo, Microsoft abandonó las pretensiones educativas del Solitario y simplemente aceptó que era un juego, como el Buscaminas o el Pinball.

Qué fue del creador del Solitario

El propio Wes Cherry era consciente de que había creado una auténtica pérdida de tiempo; por eso una de las funcionalidades que incluyó fue que al pulsar una tecla el juego mostrase una hoja de cálculo, para engañar al jefe. Una funcionalidad que tristemente Microsoft quitó.

Pese al éxito del Solitario, Wes Cherry no recibió absolutamente nada por su creación. “Si me hubieran pagado un penique por cada copia, sería millonario”; por ahora, sólo 14 personas le han pagado, así que no parece que vaya a convertirse en uno.

Al menos, el tiempo que pasó de becario no fue tiempo perdido; en Microsoft decidieron darle una oportunidad y se pasó la mayor parte de los 90 escribiendo código para Microsoft Excel.

En la actualidad apenas programa en algunos proyectos personales, y prefiere centrarse en su plantación de manzanas y lagar para crear su propia sidra, Dragon’s Head (Cabeza de Dragon). ¿Seguirá jugando al Solitario en sus ratos libres?

  • angel medrano

    y el de damas en internet?

1 de 7