Omicrono, la tecnología de El Español

Hay que tener mucho cuidado con las extensiones que convierten nuestro ordenador en un zombie, pues pueden estar usándolo para beneficiarse económicamente.

¿Nunca te has encontrado el típico comentario de “Salúdame en el próxima vídeo” en algún vídeo de YT que apenas tiene 100 visitas? En la mayoría de los casos están realizados por lo que se conocen como cuentas zombies. No solo pueden comentar en YouTube, sino que también pueden dar me gusta en Facebook o incluso compartir cosas. Así lo han reportado algunos usuarios que han descubierto actividad sospechosa desde su propio ordenador.

Generalmente provienen de ordenadores que han instalado alguna extensión que se aprovecha de una vulnerabilidad que tienen algunos navegadores web. Aunque parezca algo inofensivo, con una simple extensión para el navegador web podemos estar poniendo en peligro nuestra identidad y nuestra seguridad.

Piensa que las extensiones de navegadores web tiene los permisos necesarios para poder hacer casi cualquier cosa. Incluso pueden leer todo aquello que estamos haciendo. Es decir, podrían interceptar incluso nuestras conversaciones de WhatsApp Web. Por ello, está totalmente desaconsejado instalar cualquier aplicación que funcione sobre WhatsApp, Telegram, o incluso Facebook.

Consejos para evitar extensiones zombies

Extensiones instaladas de Google Chrome

Una forma muy fácil de comprobar si estamos infectados o no, es comprobar nuestro historial de actividad tanto de YouTube como de Facebook, que son las dos webs más usadas en este tipo de “hackeos“. Si vemos que hay comentarios o “me gusta” que no hemos realizado, tendremos que echar un vistazo a todas aquellas extensiones que tengamos instaladas a ver cuál es la sospechosa. Es recomendable, incluso, después de desinstalar la extensión, cambiar la contraseña, pos si acaso.

  • Lo primero de todo es evitar instalar extensiones sospechosas. Es decir, extensiones que no sean de desarrolladores destacados como Google,  Facebook u otros por el estilo.
  • ¿Una extensión para hackear el Facebook de tu ex? Ni de broma, no se te ocurra instalarla, pues a parte de poder convertirte en un ordenador zombie, puede que te robe los datos de tu Facebook. Los milagros no existen, y hackear el Facebook de alguien no es más que eso, un milagro, pues no es posible. Lo mismo con cualquier otra extensión que prometa cosas que no son posibles.
  • Extensiones que hacen cosas ilegales. Hay muchas que nos permiten aumentar, por ejemplo, los ingresos de YouTube mediante reproducciones falsas. Evítalas, pues aparte de pueden cerrarte tu canal de YouTube (estás estafando), estás haciendo que otros canales de YT se lucren a tu costa.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que este tipo de malware no siempre actúa nada más instalarlo. Lo normal es que deje un tiempo prudencial desde que lo instalamos hasta que comienza a funcionar (para que no sospechemos y lo desinstalemos). Tenemos que tener en cuenta esto a la hora de tratar de sospechar de alguna extensión.

Te puede interesar
1 de 16