Omicrono, la tecnología de El Español

Nueva alianza en el mundo del motor que afecta directamente al desarrollo de los vehículos del futuro: Daimler y Bosch se asocian para avanzar en la tecnología de conducción autónoma.

Pese a que los coches eléctricos son el presente, prácticamente todas las compañías del mundo presentes en el sector automovilístico ya están mirando más allá, a la conducción autónoma.

Además, esto no afecta solo a los fabricantes tradicionales, sino también a gigantes del mundo de la tecnología que no quieres escapar la oportunidad de posicionarse en un mercado así, como vimos hace unas semanas cuando Intel adquirió MobilEye (cuya tecnología aprovechó Tesla) por 15.000 millones de dólares.

Mercedes y Bosch desarrollarán coches autónomos

En esta ocasión no estamos ante una operación de compra, sino ante una asociación entre dos gigantes alemanes que tienen mucho que decir en el sector de la automoción. Por una parte está Daimler AG, una enorme compañía de la industria del automóvil que tiene como principal estandarte a Mercedes-Benz, junto a Maybach (más centrada en el mercado de lujo) y Smart.

Por otro lado está Bosch, otra alemana que suele ser más conocida por sus productos en electrónica y bienes de consumo, pero que tiene un papel vital en el industria del motor, siendo una de las mayores empresas proveedoras de componentes y tecnología para fabricantes de coches.

Así, Daimler y Bosch unen sus fuerzas con un objetivo muy claro: crear sistemas de conducción 100% autónomos y sin asistencia humana.

Coches de Nivel 5 en la próxima década

Dentro de esta misión, ambas compañías explican su unión para el desarrollo de esta tecnología en un lugar concreto: mejorar la movilidad en entornos urbanos. Juntos quieren crear coches compartidos que puedan operar de forma autónoma por ciudades llevando a pasajeros hasta su destino y, al hacerlo, volver a ponerse en circulación para seguir cumpliendo ese mismo servicio con otros pasajeros que irán recogiendo.

Con esta colaboración quieren acelerar sus proyectos y tener listos coches autónomos de Nivel 5 para la próxima década. Es decir, vehículos absolutamente independientes de cualquier decisión o intervención humana, como explicamos aquí:

8 de 10