Omicrono, la tecnología de El Español

Tim Berners-Lee, el considerado como inventor de la Web, recibirá el próximo Premio Turing; considerado como el Nobel de Informática.

La informática y las ciencias de la computación en realidad no tienen ningún Premio Nobel; lo cual, a estas alturas, es poco menos que una injusticia.

De la misma manera que otros campos que participan en los Nobel, como la Economía, la Medicina o la Paz, podríamos decir que la Informática ha realizado la suficiente cantidad de contribuciones notables a la humanidad.

El Nobel de Informática existe en honor de Alan Turing

Aunque la Real Academia de las Ciencias de Suecia no haya considerado aún crear este premio, al menos tenemos una alternativa. Se llama Premio Turing, y cómo no es en honor a Alan Turing.

Es otorgado por la Asociación para la Maquinaria Computacional en EEUU, y está considerado como el Nobel de Informática; sólo los que hayan contribuido notablemente a las ciencias de la computación lo reciben.

Por eso es apropiado que el Premio Turing de 2016 haya sido otorgado a Tim Berners-Lee; el hombre gracias al cual ahora puedes leer estas palabras. Al recibir el Premio Turing, Berners-Lee no solo recibirá un reconocimiento bien merecido, sino también un millón de dólares.

Cómo Berners-Lee revolucionó Internet con el “hipertexto”

Berners-Lee fue el creador de la World Wide Web, una red de páginas accesibles por todo el mundo. Fue él quién usó el protocolo HTTP para conectar a servidores y a clientes para mostrar contenido.

Para ello, desarrolló el lenguaje HTML, que permitía crear documentos de texto enriquecidos; hasta entonces, el contenido que era accesible por Internet era texto plano o archivos.

Con el sistema propuesto por Berners-Lee en 1989 cuando trabajaba en el CERN, era posible presentar algo más que texto; un concepto llamado “hipertexto”.

La gran mejora por aquel entonces eran los enlaces; era posible hacer que al pulsar unas palabras, el navegador cargase otro documento. De esta forma, las web se convirtieron en entramados de páginas enlazadas entre sí y accesibles sólo con un click.

Fue el 20 de diciembre de 1990 cuando Berners-Lee permitió al resto de trabajadores del CERN que accediesen a su servidor web; no tardaron mucho en darse cuenta de las inmensas posibilidades de esta “web”, y apenas ocho meses después el servidor se hizo público.

La invención que se expandió más rápidamente en la historia de la humanidad

La velocidad a la que la web se expandió no tiene igual en la historia de la humanidad. En apenas años, millones, decenas de millones, cientos de millones de personas estaban creando webs y consultándolas.

Pero Berners-Lee supo que ese solo era el comienzo; si realmente quería cumplir el sueño de que la información fuese compartida y actualizada más fácilmente, sería necesario que todo el mundo siguiese las mismas reglas.

Así, en 1994 fundó la W3C, la organización que decide los estándares usados por los navegadores web; un detalle importantísimo para la expansión de la web es que Berners-Lee hizo público su trabajo sin patentarlo ni pedir “royalties”.

Cualquiera podía hacer uso de esta tecnología, y gracias a eso hoy en día la web es una parte vital de nuestro día a día. Ha conectado a miles de millones de personas de todo el mundo, y sigue siendo la base de proyectos de futuro.

  • Anderson

    The leading brand of rugerizados just released a new phone and I’m dying to have it, they should see it is the mini S30

5 de 10