Omicrono, la tecnología de El Español

Qualcomm ha confirmado que los primeros ordenadores Windows 10 con procesadores Snapdragon llegarán a finales de año.

Los ordenadores llevan décadas basados en la misma arquitectura x86 de siempre; es la misma que usan los procesadores Intel y AMD actuales (aunque son el fruto de muchas generaciones de renovaciones y rediseños).

ARM en ordenadores, algo raro pero con potencial

Sin embargo, hay vida más allá de x86, como bien nos ha demostrado el mercado móvil. Entre los smartphones y las tablets, la situación es inversa; x86 es casi inexistente, y los procesadores ARM dominan el mercado.

ARM fue una arquitectura inicialmente planteada para ordenadores; pero no fue hasta hace diez años que encontró su lugar.

ARM se caracteriza por el ahorro energético y la reducida emisión de calor; ambas características que no son tan importantes en PCs, pero que son imprescindibles en móviles.

Desde el éxito de ARM en móviles, se ha intentado en muchas ocasiones adaptarlos a ordenadores, sin mucho éxito; muchos aún recordamos el fracaso de la primera Surface de Microsoft (luego renombrada Surface RT).

Cómo serán los primeros ordenadores Windows 10 con procesadores Snapdragon

Han pasado ya muchos años desde entonces, pero ha seguido marcando la dirección del mercado. El último trimestre del año todo puede cambiar, con los primeros ordenadores Windows 10 con procesadores ARM.

El Snapdragon 835 será el procesador que lleven estos ordenadores. Un chip lo suficientemente potente como para ejecutar Windows 10 y sus aplicaciones; pero cuya batería durará mucho más que en las alternativas de Intel y AMD.

Se espera que el diseño coja inspiración de los smartphones, hasta el punto de que sus creadores lo llaman “PC celular”.

Estos ordenadores traerán una conectividad propia de un teléfono; desde un módem de alta velocidad, hasta Bluetooth 5 y Wi-Gig. El Snapdragon 835 vendrá incluida de una GPU Adreon 540 para los gráficos.

Pero sin duda alguna, lo más importante viene del lado de Microsoft. La Surface RT fracasó porque los usuarios veían “Windows RT” y creían que podían instalar programas de Windows tradicionales; pero no fue así, y la enorme cantidad de tablets devueltas fue legendaria.

En cambio, con Windows 10 Qualcomm promete que todos los programas x86 de Windows funcionarán en sus procesadores; se ha llegado a crear una demostración de Photoshop ejecutándose en el Snapdragon 835.

Sin embargo, para conseguirlo será necesaria la emulación; es decir, que Windows tendrá que emular un sistema Windows 10 x86 cuando ejecute una app x86. Eso repercutirá en el rendimiento, pero por ahora no sabemos cuánto exactamente.

Microsoft y Qualcomm tienen una segunda oportunidad para adaptar Windows 10 a ARM; si lo consiguen, el mercado podría llenarse de tablets y portátiles baratos y mucho mejor batería.

  • Astur

    si paulatinamente salen nuevos exe compilados para ARM el problema de solucionará, osea, que al igual que cuando vas auna pagina te pone x86 y x86_64, pues otra categoria que sea ARM64

  • miguel pozos

    Llevarán Snapdragon 835, lo que significa que no serán baratos…

5 de 10