Omicrono, la tecnología de El Español

Hay aplicaciones que por una u otra razón gastan más batería de la que deberían en nuestro ordenador con Windows. Te mostramos cómo identificarlas para eliminarlas o para restringir el uso en segundo plano.

Si tienes un ordenador de sobremesa o si tienes un portátil conectado todo el día a la red eléctrica no tendrás problema con la batería. Por el contrario, si tienes un portátil que usas para viajar o una tablet convertible, lo más probable es que cada minuto de batería sea esencial para ti. Si la batería dura dos horas, y hay alguna aplicación que se “come” el 50%,  nos quedaremos tan solo con una hora, lo cual es muy poco.

Hay veces que alguna aplicación trabaja tanto en segundo plano que drena casi en su totalidad la batería de nuestro dispositivo. Esto es muy común en teléfonos móviles, sobre todo en Android, pero en Windows y en general en sistemas operativos de ordenador también ocurre. Generalmente suele ser debido a bugs o a que hemos dejado alguna tarea secundaria trabajando.

Ya no es solo que agoten la batería, sino que al tener que volver a cargarla, hace que vaya perdiendo uso de vida. Cuanto más carguemos una batería, sea de portátil, de coche o de smartphone, más pequeña será su próxima carga. Obviamente esto de una carga a otra no lo notamos, pero cada 100 cargas, por ejemplo, sí es un efecto notable. Tenemos que cuidar no solo la duración de la batería, sino también la vida útil.

Identifica esas aplicaciones que se cargan tu batería

En los portátiles con Windows hay un apartado en configuración que se llama Ahorro de energía. Por supuesto, desde un ordenador de sobremesa no podremos tener acceso a este apartado.

Para acceder al apartado desde donde podremos ver el consumo de batería de las diferentes aplicaciones que hemos estado usando (y que se ejecutan en segundo plano sin nuestro permiso) tendremos que pulsar el botón Windows + “i”. Se abrirá una ventana con la aplicación de Configuración y tendremos que entrar en el apartado que se llama Sistema.

Dentro de Sistema veremos que hay una lista con varios elementos. Hay uno, en concreto, que es el que queremos, que se llama Batería. Si lo pulsamos veremos un enlace en la parte derecha que tiene de título Uso de la batería por aplicación. Si entramos en él podremos ver el tanto por ciento de batería que ha consumido cada una de las aplicaciones, ordenada, en principio, por consumo (de más a menos).

Uso de la batería por aplicación en Windows 10

También podemos escoger mostrar todas las aplicaciones instaladas, aunque no hayan consumido nada de batería. Por otro lado, podremos elegir un período de tiempo para ver cuáles han sido los programas que más han consumido. Si vemos que alguna aplicación que esté en el top no debería estar, podemos pulsar sobre ella y descubrir el consumo en uso y el consumo en segundo plano.

El consumo en uso es el consumo que se ha producido mientras hemos estado usando la aplicación, obviamente, y el consumo en segundo plano es el que se ha realizado sin que nosotros hayamos tenido que estar usando el programa. Cortana, por ejemplo, es una aplicación que está siempre en segundo plano para detectar cuando hablamos.

  • Larry Page

    En mi caso dice kernel.exe

1 de 5