Omicrono, la tecnología de El Español

Apple ha revelado el funcionamiento de Liam, el robot reciclador de iPhone; muy importante para la visión ecológica de la compañía.

El reciclado de dispositivos electrónicos es un gran desafío; pero es uno que la humanidad tiene que afrontar si quiere vivir en un futuro mejor.

No solo tenemos motivos ecológicos para reciclar, también económicos; tu smartphone, tu smartwatch, tu ordenador, todos esos aparatos usan elementos y compuestos extremadamente raros. Recuperarlos es una inversión, y no un coste.

Apple ha proclamado a los cuatro vientos estas ideas en más de una ocasión; pero fue en la keynote del año pasado cuando publicó un primer vistazo a la metodología que está siguiendo. Fue entonces cuando Liam se hizo famoso.

Liam, el robot reciclador de Apple

Liam es un robot diseñado para reciclar iPhone y recuperar sus partes más importantes; por lo tanto, es un proceso automatizado y ciertamente espectacular. Pero en su momento, Apple no compartió demasiada información sobre su funcionamiento.

Ahora Apple ha publicado un estudio centrado en Liam y cómo estas innovaciones pueden recuperar materiales que se pierden en la actualidad. Es una lectura interesante si quieres saber cómo será el futuro del reciclado.

Liam no es un robot únicamente; en realidad es un conjunto de 29 robots diferentes en una cinta transportadora, divididos en 21 celdas.

Estos robots se especializan en desmontar iPhone 6, empezando por dividirlo en ocho piezas: la cubierta de cristal, la batería, la placa, el recibidor, el altavoz, el módulo de alertas, la cámara trasera, y la cubierta. Este proceso dura sólo 11 segundos.

Cómo se quita la batería de un iPhone

Cada pieza es tratada por separado, teniendo en cuenta sus peculiaridades. Por ejemplo, la batería es la pieza más peligrosa de todas, por el riesgo de explosión si se maltrata; por eso esta pieza acaba en un compartimento de acero llamado la caja de arena, en cuyo interior es desconectada y desmontada.

La precaución tiene sentido porque el proceso implica calentar la batería, para aflojar el pegamento; la batería no saldrá de la caja hasta que se enfríe.

En el caso de que la batería se caliente demasiado, un sistema automático la enterrará en arena hasta que se enfríe; de ahí el nombre de la caja.

El resultado final, después de que todas las piezas se hayan desmontado, son una hilera de cajas de cada componente; desde baterías a simples tornillos.

Por ahora existen sólo dos unidades de Liam, una en los EEUU y otra en los Países Bajos; cada una es capaz de desmontar 1.2 millones de iPhone 6 cada año.

Por ahora Liam es un prototipo en desarrollo; la necesidad de adaptarlo a cada modelo de iPhone es un punto en contra, pero con el tiempo no sería de extrañar que existiese un robot capaz de desmontar cualquier aparato de Apple.

  • Quina Barbaritat

    Lo de Liam ya lo presentaron el año pasado, vais un pelín con retraso o quea??

    • Como digo en el artículo que no has leído, en efecto Liam fue presentado el año pasado.

      Pero es sólo este mes que Apple ha publicado un estudio explicando su funcionamiento y sus logros, algo realmente interesante.

2 de 12