Omicrono, la tecnología de El Español

Entrevistamos a Don Butler, director ejecutivo de conectividad de Ford, para hablar sobre la seguridad de los automóviles.

Uno de los ámbitos dónde más se está evolucionando dentro del sector del automóvil es en la conectividad. Coches que se conectan a internet para ofrecernos música, nuestro correo o guiarnos con el GPS. Tecnologías que buscan facilitarnos nuestro día a día. Pero todo lo que está conectado a internet tiene riesgo de ser vulnerado.

Es por eso que cuando tuvimos la oportunidad de hablar en el MWC 2017 con Don Butler, director ejecutivo de los servicios conectados de Ford, no dudamos en indagar en este tema.

Nuestros coches están cada vez más conectados y por tanto, somos dianas con ruedas para los crackers. Información personal, ubicación o contactos agregados están en peligros. Así como nuestra integridad física si llegaran a tomar el control del vehículo.

Ford cree que un coche llegará a estar tan conectado como un smartphone

Coches autónomos colaborativos

Nunca se llegó a pensar que nuestros móviles, dispositivos que llevamos en el bolsillo, iban a tener tanta tecnología. Nos podemos conectar a muchísimos servicios y acceder a ellos remotamente. Tenemos mensajería instantánea, ver nuestro correo, escuchar música, almacenar archivos en una nube, etc.

Así que, si un móvil está tan conectado y es un objetivo bastante común en los crackers, un coche con la misma conectividad, también.

“En Ford creemos que los coches estarán igual de conectados que un smartphone”

Los coches ganan en inteligencia y es por esto que nuestra seguridad peligra. En Ford nos dicen que los coches seguirán mejorando para poder obtener más información, tomar mejores decisiones a nivel de conducción autónoma. También, para la obtención de datos de los usuarios a nivel de experiencia de uso y mejorar su producto, que en este caso es el software incorporado.

La conectividad no sólo es internet. Los coches empezaron a ganar en inteligencia con la ayuda de conexiones como Bluetooth. Butler cree que este tipo de conectividad ayuda a que haya un mejor ‘vínculo’ entre conductor y vehículo. Antes, tener Bluetooth en el coche era lo más. Ahora, nos cuenta Don Butler, se apuesta por los asistentes de voz en el coche que nos permitan cambiar de canción sin tocar. Todo con una experiencia natural.

“Conectar nuestro smartphone nos permite acceder a su contenido remotamente y a sus aplicaciones”

Pero toda la tecnología no recaerá en el coche, también se trabaja en tecnología que permita conectar nuestro smartphone al coche. De este modo, podemos tener acceso al contenido almacenado en él y a las aplicaciones que podemos instalar.

“Unir coche con el conductor, coche con el smartphone y coche con la nube”

En Ford son conscientes de la rápida evolución y mejora de los servicios conectados. Desde la tecnología analógica hasta todos los tipos de conectividad inalámbrica que hemos tenido. Trabajan en poder hacer un buen uso de todas estas bondades y facilitar el día a día de los usuarios. Un futuro donde te sientes detrás y el propio coche te pregunte dónde vas para llevarte hasta allí.

Ford aplica duras políticas de seguridad en todo el proceso

Hablamos de los comienzos de la conectividad y de cómo avanzaría. Ahora toca hablar de la seguridad. Preguntar por los sistemas de encriptado, protocolos que se usan para afianzar la seguridad, etc. Antes se nombró los tres tipos de conexión que hay dentro de un coche. El usuario con el coche, el dispositivo con el coche y el coche con internet. Obviamente, el riesgo está en este último. Una conexión que puede estar visible para ojos indeseados.

“Todo hueco en la cadena entre coche y nube es peligroso”

Son conscientes de este tipo de ataques y es por eso que toman unas medidas que evitan estos ciberataques. Se usan métodos de encriptación y capas adicionales para el transporte de datos. También se vigila qué puertos están conectados a internet y cuáles no. Por último, nos cuenta que también hacen uso de un Firewall que controla lo que entra y sale del coche hacia internet.

Es importante que las marcas se centren tanto en innovar como en proteger lo que crean. Por eso me alegré al saber que en Ford tomaban tantas medidas. Hasta contratan a empresas para que hagan auditorias a sus conexiones.

Me gustaba el camino que tomaba la entrevista así que indagué más en el tema de la seguridad. Don Butler nos aseguró que Ford está atento a todos los componentes involucrados en la conexión entre coche e internet. Hablan con su proveedor de componentes para que sigan al pie de la letra sus políticas.

“Somos unas de las primeras empresas que controlan así lo que sucede en todo el vehículo. Vigilamos que todas las empresas que trabajan con Ford sigan los protocolos de seguridad establecidos. Necesitamos que se tomen tantas medidas de seguridad”

El 4G LTE da todo lo que Ford necesita a corto plazo

En el MWC se hizo un fuerte hincapié en el 5G. Muchas demostraciones y demás que ofrecían una visión general de lo que sería este tipo de conexión. Actualmente los coches se conectan con 4G LTE debido a su alcance y tasa de transmisión. Por eso preguntamos si el 5G será suficiente para abarcar a toda la conectividad que se quiere dar a un coche.

Don Butler nos sorprendió diciendo que el 4G LTE les está siendo suficiente para los servicios que quieren dar. Aprovechan las herramientas que ofrece el LTE y nos aseguran que queda un largo camino por recorrer para sacar provecho de todo el potencial de esta conectividad.

Android Auto no gusta del todo a Ford

“Nos gusta Android Auto pero confiamos más en nuestro software”

Android Auto es el sistema operativo que Google ofreció a los fabricantes para que introdujeran en sus coches. Hay marcas que lo recibieron con los brazos abiertos y otros como Ford, que prefieren apostar por software propio. ¿Motivos? Control total sobre lo que sucede dentro del sistema operativo, flexibilidad y estabilidad. Ofrecen soporte con Android Auto para que los usuarios conecten su dispositivo, pero prefieren un sistema operativo propio.

Ford prefiere control total, flexibilidad y estabilidad en el sistema operativo de sus coches

Google parece no obtener la confianza de grandes marcas como Ford con Android Auto. ¿Es quizás este el motivo de que no llegue a tener la repercusión que quieren? Butler nos cuenta que hay dos tipos de Android Auto. Uno a nivel de conexión entre coche y dispositivo, y otro que es el sistema operativo en sí. Actualmente Ford ofrece el primero de los dos y con respecto al otro, no tienen intención de incorporarlo a largo plazo.

Acabar dando las gracias a Ford por llevarme al MWC y permitirme entrevistar a Don Butler para charlar sobre la conectividad en los coches. También a Laura que me echó una mano como traductora.

1 de 17