Omicrono, la tecnología de El Español

Los subtítulos son ilegales según un tribunal de Amsterdam, donde los fansubbers se han enfrentado a las organizaciones por los derechos de autor.

El “fansubbing” es uno de los gestos más altruistas que existen en Internet; consiste en crear subtítulos para vídeos que no los tienen, sin importar su idioma.

Gracias al fansubbing, millones de personas de todo el mundo pueden entender sus series y películas; incluso aunque estén en un idioma que no conocen. Y también gracias a esto, se han creado comunidades y aficiones que de otra manera nunca existirían.

El fansubbing, una práctica que crea afición

En muchos casos, no tenemos más remedio que optar por esta opción no oficial; esto pasa sobre todo si el contenido es raro o poco popular. El caso más conocido de fansubbing está en la comunidad del manga y el anime; aunque hoy en día existen alternativas legales, no hace mucho la única manera de seguir tu serie favorita era con un fansub.

Los fansub no sirven sólo para ver contenido que no está disponible oficialmente en nuestro país; también sirven para aprender otro idioma, o para ayudar a usuarios con problemas auditivos.

Sin embargo, no podemos olvidar que los fansub no son oficiales; y dependiendo de dónde vivas, incluso son ilegales. Al menos en los Países Bajos parece que lo son, después de que los jueces hayan dado la razón a BREIN, una organización de defensa de los derechos de autor.

Una decisión judicial que deja el fansubbing en el aire

Lo irónico es que todo empezó con una demanda de The Free Subtitles Foundation, que estaba cansada del comportamiento agresivo de BREIN; al llevarlos a la justicia, la organización esperaba una aclaración de que la creación de subtítulos era legal.

Digamos que les ha salido el tiro por la culata; porque en vez de ponerse de parte de los fansubbers, el tribunal apoyó completamente a BREIN. Llegó a la conclusión de que los subtítulos de un vídeo sólo pueden ser creados después del consentimiento del propietario de los derechos; por lo tanto, si creas subtítulos sin ese permiso, estás infringiendo el copyright.

No es que esta decisión sea sorprendente; el fansubbing siempre se ha movido en la delgada línea de la legalidad. Antes, los fansubbers no llamaban mucho la atención de la ley porque trabajaban con vídeos de otros países; pero ahora que cada vez más licencias se negocian mundialmente, y que los propietarios de los derechos se han vuelto más celosos de sus propiedades, es más difícil.

Los subtítulos son ilegales, pero eso no significa que sean malos

La lógica por la que los subtítulos son ilegales tiene sentido; pero no deja de ser lamentable que sean perseguidos. Puede que BREIN y otras organizaciones hoy estén celebrando la decisión del juez; pero si fuesen conscientes de cómo el fansubbing ha ayudado a que ganasen dinero, no celebrarían tanto.

Hay algunos nichos tan pequeños que nunca hubieran alcanzado la popularidad que tienen si no hubiesen recibido la ayuda de estos aficionados. Unos aficionados que luego se han convertido en profesionales del sector y han ayudado a su expansión.

Los subtítulos creados por los fansubbers incluso han llegado a comercializarse legalmente, porque una distribuidora ha visto que ya tenía el trabajo hecho.

Está por ver la influencia que tendrá esta decisión en el resto de países miembros de la UE; y si las organizaciones pro-derechos de autor aprovecharán para buscar la misma sentencia en el resto del mundo. Lo que está claro es que no son buenas noticias para la comunidad en Internet.

  • sergio

    absurdo hasta decir basta.

  • Jir

    Pero que cosa mas absurda. Falta poco para que hasta por ver un Trailer lo quieran considerar ilegal por tener escenas de la pelicula, quedran que pagues por verlo xD.

  • Larry Page

    No entiendo la logica…

  • Halanefleur

    Si las distribuidoras se van a poner tontas con los fansub, que contraten profesionales y les den las condiciones óptimas para hacer su trabajo en condiciones. Vergüenza da a veces algún subtítulo que me ha tocado poner en Netflix con familia o amigos y aparece en una fuente que tapa media pantalla y todo en mayúsculas, o en un color que no se ve. De los subtítulos que faltan en el propio idioma original por si hay alguien con dificultades auditivas o que está aprendiendo el idioma y los usa como apoyo extra ya ni hablemos. Y eso pagando una plataforma que ya está extendida y tiene su buena dosis de poder para exigir.

4 de 10