Omicrono, la tecnología de El Español

Apenas han pasado unos días, y ya hay una solución para usar procesadores nuevos en Windows 7 y 8.

Fue una decisión muy polémica, pese a que Microsoft la anunció con un año de antelación; tanto Windows 7 como Windows 8.1 no se actualizarán más si usamos un procesador reciente, como los Intel Kaby Lake o los AMD Ryzen.

El motivo no era otro que Microsoft no quiere dar soporte a estos procesadores en sistemas antiguos; eso supone un trabajo y una inversión que no merece la pena ahora que la compañía está centrada al 99% en Windows 10.

Si estabas pensando en comprar una nueva CPU, la única opción que tienes es Windows 10 o dar el salto a Linux u otros sistemas alternativos.

Cómo han conseguido saltarse las limitaciones de Microsoft

Por supuesto, que nada de esto ha parado a los aficionados de la red; sabiendo que Microsoft implementó esta limitación con la reciente actualización KB4012218, el usuario de Github “zeffy” investigó cómo el sistema detecta que está usando una CPU no soportada.

Usando ingeniería inversa sobre el nuevo parche, zeffy descubrió dos nuevas funciones en un archivo .dll; “IsCPUSupported(void)” y “IsDeviceServiceable(void)” son las funciones encargadas de comprobar que el procesador está soportado, y si el dispositivo puede recibir soporte.

Por lo tanto, la solución al problema es parchear los archivos .dll para que estas funciones devuelvan siempre un valor de “1”; de esta manera se “engaña” al sistema implementado por Microsoft, y podremos instalar las actualizaciones que salgan a partir de ahora para Windows 7 y Windows 8.1.

El parche para usar procesadores nuevos en Windows 7 y 8

Para facilitar las cosas, zeffy ha compartido en Github un programa que parchea los archivos necesarios automáticamente. Sólo tenemos que descargarnos el archivo “aio-wuaueng.dll-patch.zip” de Github, extraerlo y ejecutar “aio-wuaueng.dll-patch.bat”.

Sin embargo, antes de hacerlo debemos tener en cuenta dos cosas. Primero, que vamos a tener que hacer lo mismo cada vez que salga una nueva actualización de Windows cambie las .dll.

Y segundo, que las actualizaciones que instalemos de esta manera no están soportadas por Microsoft; si pasa cualquier cosa (el procesador se calienta después de una actualización, por ejemplo), sólo será nuestra responsabilidad.

Si aún no estás listo para pasarte a Windows 10, esta puede ser una buena solución temporal.

Descarga el parche para usar CPUs nuevas en Windows 7 y 8

  • paco jones

    Me kago en satya y en Microsoft al completo puto Windows 10 no vale para nada es el peor Windows de los que hay y solo el ME fue peor por suerte este ya pasó a la historia pero con Windows 10 han amenazado que va a ser in aeternum pues que se lo metan bien adentro

    • Mauxx Rtg

      ni tu te lo crees, pero bueno v:

6 de 11