Omicrono, la tecnología de El Español

Un nuevo algortimo permite colorear fotos en blanco y negro, devolviéndoles el color que podrían haber tenido.

La fotografía en blanco y negro tiene un importante lugar en la historia y el arte; hay fotos que no hubieran provocado el mismo efecto si estuviesen en color.

Al mismo tiempo, el color supone información adicional que nos puede ayudar a entender el contexto de la foto; así lo demuestran comunidades como r/ColorizedHistory, un subreddit dedicado a colorear fotografías históricas en blanco y negro.

Este proceso normalmente suele ser manual; aunque existen programas que lo hacen automáticamente, nunca consiguen los mismos resultados. Sólo eligiendo personalmente los colores y aplicándolos correctamente, es posible un buen resultado.

El arte de colorear fotos en blanco y negro

Al menos, es lo que pensábamos hasta ahora. Richard Zhang, de la Universidad de California ha demostrado el verdadero potencial que tienen los algoritmos para colorear fotos en blanco y negro. Y la clave de todo es, por supuesto, las redes neuronales y el aprendizaje automático.

El sistema desarrollado por Zhang ha aprendido cuál es el color real de las cosas, a base de estudiar millones de fotos de referencia. De esta manera, incluso si se le presentan imágenes que no ha visto nunca, puede llegar a la conclusión de que ciertas partes tienen un color concreto.

Sin embargo, incluso de esta manera el sistema era imperfecto; sí, las imágenes eran espectaculares, pero no se podía decir que fuesen realistas. Era como si alguien se hubiese pasado con el contraste y o hubiese elegido la gama de colores equivocada.

Una pequeña ayuda que permite resultados excepcionales

La nueva versión del programa soluciona eso a la manera clásica: pidiendo la ayuda del usuario. Para empezar, la app hace el mejor trabajo posible, analizando la foto y eligiendo los colores; la diferencia es que, en vez de aplicar los colores, crea una selección, una paleta.

via GIPHY

El usuario puede usar esa paleta de colores para marcas las zonas del color apropiado. No es necesario ser muy preciso, sólo una línea del color adecuado es suficiente para que la app haga el resto del trabajo.

De esta manera, la app puede colorear del color apropiado las zonas más complicadas; por ejemplo, las zonas con diferentes tonalidades del mismo color general. Conforme vamos añadiendo colores, la app trabaja de fondo, cambiando los colores.

De esta forma, se pueden ahorrar horas de trabajo; una fotografía coloreada está lista en apenas unos minutos, y los resultados incluso son mejores que si hiciésemos el trabajo manualmente.

Por el momento el algoritmo sólo está disponible para Linux y Mac OS X, aunque no sería de extrañar que en el futuro viniese en alguna app. Está disponible en Github.

1 de 26