Omicrono, la tecnología de El Español

Sony ha anunciado el fin de la Playstation 3, la consola que tuvo la imposible misión de suceder a la Playstation 2.

A principios de los 2000, Sony estaba en todo lo alto del mercado de las videoconsolas. La Playstation original había conseguido machacar a los dos grandes fabricantes hasta ese momento, Nintendo y Sega; todo el mundo quería sacar juegos para esta consola, que marcó a toda una generación.

Es por eso que los logros de la Playstation 2 fueron incluso más abrumadores; la victoria sobre la competencia fue incluso mayor, con una máquina que no era la más potente, pero tenía justo lo que el jugador medio quería.

Playstation 3, la pionera de muchas de las tecnologías que usas ahora

Así las cosas, las expectativas estaban altas para la Playstation 3, y Sony no decepcionó; al menos no al principio. De la misma manera que la PS2 introdujo el DVD en muchos hogares, la PS3 hizo lo propio con el Blu-ray.

Asimismo, fue la primera consola con conexión HDMI para aprovechar pantallas de alta resolución.

En la parte técnica, la consola prometía gráficos que parecían salidos de una película; gracias a su procesador Cell y su compleja arquitectura de ocho unidades de procesamiento, los primeros juegos suponían un salto evidente respecto a la anterior generación.

Otro detalle importante es que Sony apostó por Linux en la Playstation 3; los usuarios podíamos instalar una distro Linux adaptada a su arquitectura. Además de usar la potencia de la consola para participar en proyectos científicos como folding@home para investigar el plegamiento de proteínas.

En muchos los sentidos, la Playstation 3 parecía una consola venida del futuro; no es casualidad que en la actualidad muchas de estas características que eran novedosas, ahora sean muy comunes. Desde el futurista diseño al tipo de letra del nombre (el mismo que las películas de Spider-Man de Sony), la consola era de otro mundo.

La primera decepción de Sony en el sector de los videojuegos

Al mismo tiempo, la Playstation 3 fue la primera consola de la saga que no dominó completamente el mercado; la Xbox 360 de Microsoft la superó en mercados clave como EEUU, y posteriormente la revolución de la Wii frenó sus ventas.

Hay muchos motivos por los que la PS3 no será tan bien recordada como sus antecesoras; no podemos decir que Sony se hubiese dormido en los laureles, la consola tenía demasiadas innovaciones para eso. Lo que si es cierto es que Sony pecó de algo de soberbia al tomar decisiones algo extrañas.

La consola no era tan potente como parecía, para empezar; de los ocho núcleos del Cell, solo se usaban siete, y uno era para el sistema operativo. Su arquitectura era tan compleja que era muy difícil sacarle el máximo partido; la memoria, por ejemplo, estaba dividida en 256 MB dedicados al sistema y otros 256 MB dedicados a la gráfica, lo que limitaba mucho a los desarrolladores.

Sony también rompió muchas promesas; la funcionalidad para instalar Linux desapareció después de una actualización, por ejemplo. Sony se había dado cuenta de que podía servir para saltarse la protección anticopia en la que tanto había trabajado.

Hablando de eso, la PS3 era muy difícil de piratear; en mercados como España, donde la PS1 y la PS2 dominaron el mercado gracias a los “chips” y las grabadoras de disco, la dura protección anticopia fue un jarro de agua fría.

El legado de la Playstation 3

Pese a todo, el legado de la Playstation 3 no será olvidado. No solo alojó nuevas entregas de las sagas más populares de Sony (Gran Turismo, Killzone), sino que inició otras nuevas como Uncharted o LittleBigPlanet. También recibió algunas exclusividades como Metal Gear Solid 4.

Con 85 millones de consolas vendidas, la Playstation 3 no fue un fracaso, pero tampoco un gran éxito. Es por eso que su muerte ha llegado mucho antes que a sus antecesoras, diez años después de su lanzamiento inicial.

El fin de la Playstation 3

Hace unas horas Sony anunció que había fabricado la última Playstation 3 en Japón; en su país natal, ya sólo se vendía la versión Super Slim de 500 GB, pero eso ha terminado. Las PS3 que queden en stock son las últimas que se venderán.

Ahora el testigo pasa a la Playstation 4, que va camino de superar fácilmente la cifra de 85 millones de consolas vendidas de la PS3.

Adiós, Playstation 3. Puede que no seas la más popular, pero cumpliste un papel muy importante en la historia de los videojuegos.

6 de 11