La IA de Google que juega al Go ha ganado el encuentro decisivo frente al mejor jugador del mundo.

Ke Jie está considerado como el mejor jugador de Go del mundo; este juego milenario está considerado como uno de los más complicados creados por el ser humano.

Es, por lo tanto, ideal para probar hasta dónde ha llegado la investigación en Inteligencia Artificial; sin embargo, pronto esta curiosidad se ha convertido en la convicción de que las IA ya son muy superiores al ser humano. Al menos jugando al Go.

La IA de Google que juega al Go es insaciable

AlphaGo es el nombre del sistema desarrollado por DeepMind, la startup adquirida por Google en 2014; su creación ha ocupado los telediarios desde que empezase a ganar a jugadores profesionales de Go el año pasado.

Pero eso no era suficiente; pronto desafió al segundo mejor jugador del mundo, Lee Sedol. Aunque Sedol consiguió ganar una partida, el encuentro terminó con una victoria arrolladora para AlphaGo. Ahora le tocaba el turno al jugador en la cima, Ke Jie, y para ello DeepMind desarrolló una versión “Master” de AlphaGo.

El primer encuentro fue, de nuevo, para AlphaGo; todo dependía por lo tanto del segundo encuentro, que decidiría si AlphaGo era el ganador o iban a un tercer encuentro.

La cosa estuvo muy reñida; Ke Jie demostró porqué es considerado el mejor del mundo. Los propios responsables de DeepMind se quedaron maravillados por su juego, sobre todo en los 100 primeros movimientos; nunca antes nadie había abrumado de esta manera a la versión Master de AlphaGo.

El encuentro más reñido hasta ahora

El propio Jie pensó en este momento que tenía una posibilidad de ganar; su estrategia se basó en muchas pequeñas batallas a lo largo del tablero, las suficientes como para que la IA tuviese problemas en discernir su verdadero propósito.

Pero todo fue para nada; a partir de entonces, la IA empezó a tomar el control del encuentro, y terminó ganando. Ke Jie declaró que estaba triste, pero al mismo tiempo contento con la manera en la que había jugado. Ya sólo le queda el premio de consolación, el tercer encuentro.

De esta manera, podemos decir que AlphaGo ya es el mejor jugador de Go del planeta, pero su trabajo no ha terminado. El siguiente objetivo es participar en dos encuentros diferentes. En uno tendrá que hacer de compañero de equipo de un jugador humano; y en el otro, se enfrentará a cinco jugadores profesionales al mismo tiempo.