Omicrono, la tecnología de El Español

Un aficionado ha creado una consola con un televisor portátil viejo, y el resultado es de los que dan envidia.

Mientras la mayoría de los aficionados está pendiente de los últimos lanzamientos, hay una gran comunidad dedicada a disfrutar de juegos de otras eras. Todo gracias a la emulación, que permite ejecutar código diseñado para otras máquinas.

Eso ha sido cierto siempre, pero es ahora con la llegada de la Raspberry Pi que ha explotado en popularidad. Estos ordenadores apenas ocupan nada, pero tienen la suficiente potencia para ejecutar emuladores de consolas como la NES o la Mega Drive.

Es por eso que hemos visto tantísimas consolas retro basadas en las diferentes versiones de la Pi; aunque la última puede que se lleve la palma, porque no es solo una consola portátil, también tiene estilo.

Creando una consola con un televisor portátil viejo

Todo empezó cuando su creador se encontró un televisor portátil viejo en la basura, de un vecino que estaba limpiando la casa.

Se vio incapaz de abandonar semejante pedazo de vieja tecnología, así que se lo llevó a casa; así empiezan muchos proyectos DIY, ¿verdad?

Hay que aclarar que la pantalla de tubo original no fue conservada; no solo la calidad de imagen sería muy inferior, sino que conectar la salida de vídeo sería bastante complicado. En vez de eso, una pantalla plana de 12 pulgadas fue la elegida.

Pero una pantalla plana no hubiera quedado tan bien ni tan apropiado. Por eso el verdadero punto de genialidad de este proyecto es que el creador decidió crear una cubierta curva para la pantalla, para imitar el efecto original. La creó con una cubierta acrílica, usando la pantalla original como molde.

Lo retro tiene encanto

Como tenía espacio, este televisor no solo cuenta con una Pi, sino también con un sintonizador digital. Así que puede seguir usando el televisor en su función original, ver canales de TV. Lo llamativo es que los controles originales del televisor aún funcionan, gracias a una placa Arduino que controla su estado.

Un altavoz (que también encontró por la calle) y un amplificador de sonido completan el paquete. En cuanto a conectividad, usa el cable de alimentación original además de una conexión USB al lado; en la parte inferior tiene más puertos USB, y el recibidor inalámbrico para un mando de Xbox.

Gracias al asa incluida, y a que sus componentes son mucho más ligeros que los originales, puede convertirse en el alma de la fiesta.

  • Gabriel Pinzón

    Entonces en realidad es una consola no con sino en un televisor. Aunque este era en realidad igual de portátil que un computador (verdad que en España le llaman ordenador) Osborne 1 de 1981.

2 de 11