Omicrono, la tecnología de El Español

Charles Thacker, que lideró el diseño del Xerox Alto, ha fallecido a los 74 años por enfermedad.

Lo más probable es que estés leyendo estas palabras en un dispositivo con una interfaz gráfica; puede que tenga ventanas que puedes mover por un escritorio, o puede que tenga “apps” con iconos que puedes pulsar para realizar acciones.

Es gracias a Charles Thacker y a otros genios que hoy podemos usar estos dispositivos; su trabajo aún es una enorme influencia para los nuevos creadores, y no estoy hablando sólo de ordenadores, sino también de tablets y otros dispositivos.

PARC, el centro de investigación que puso las bases de la informática

Thacker formó parte del laboratorio de sistemas informáticos del PARC, el centro de investigación de Palo Alto perteneciente a la compañía Xerox; allí se habían reunido algunas de las mentes más brillantes de la época, que estaban buscando su sitio en un mundo en el que la informática personal estaba dando sus primeros pasos.

El propio Thacker había abandonado sus estudios de física para desarrollar procesadores y memorias en su propia compañía, Berkeley Computer Corporation, cuando tenía apenas 26 años; fue con esa experiencia y con algunos de sus compañeros que se unió a PARC en busca de la informática del futuro.

El Xerox Alto fue el resultado, un ordenador personal que contaba con una interfaz gráfica, con programas que se ejecutaban en sus propias ventanas sobre un escritorio; hasta entonces las terminales de texto dominaban el mercado, y parecía el uso lógico y natural de un ordenador. Por no decir que realmente el hardware no era capaz de más.

De ahí la importancia de Thacker en su papel de diseñador jefe de hardware; su trabajo era diseñar hardware capaz de mostrar en pantalla lo mismo que podríamos representar en un papel. Las terminales estaban limitadas a usar caracteres, así que programadores usaban el ingenio para mostrar tablas, iconos y otros elementos.

Xerox Alto, ¿el ordenador más innovador de todos los tiempos?

El Xerox Alto puso las bases del concepto “WYSIWYG” (“What You See Is What You Get”, Lo que ves es lo que obtienes); es decir, que cuando trabajamos en un documento, por ejemplo, lo que imprimamos será igual a lo que hemos creado en la pantalla.

Una idea que no hubiera sido posible sin el Intel 1103, el primer chip de memoria RAM dinámica; el coste de “una décima parte de un centavo por bit” permitía incluir 128 kilobytes de memoria (512 KB en el modelo más caro). También trabajó en la implementación del puerto Ethernet, que permitía conectarse a la red, y que aún usamos hoy en día en nuestros ordenadores.

El Xerox Alto puso las bases de los ordenadores personales de años venideros; aunque irónicamente, no tuvo mucho éxito comercial, e inicialmente sólo se usaba en los propios laboratorios y oficinas de Xerox.

Pero la influencia que tuvo en la siguiente generación de pioneros fue tremenda; Steve Jobs y Bill Gates, cada uno a su manera, copiaron la idea del Xerox Alto en Lisa y Windows.

Charles Thacker, clave en el desarrollo del PC y las tablets

La influencia de Thacker en el mercado no terminó ahí. En 1997, se unió a Microsoft para desarrollar un concepto que también había nacido en PARC: el Tablet PC.

Un ordenador en forma de tableta y con pantalla táctil que podíamos llevar encima para trabajar en cualquier lugar. No hace falta decir que la historia se repitió; aunque las Tablet PC con Windows tuvieron cierto éxito en algunos nichos, el mismo concepto explotó en popularidad años después gracias a Apple y Google.

Charles Thacker es otro de esos “padres” de la infomática moderna que pasaron algo desapercibidos para el gran público; pero que hicieron un trabajo vital para el desarrollo de las tecnologías que usamos hoy en día.

El 2017 está siendo un año negro para la informática. No hace mucho también despedimos a uno de los compañeros de Thacker, Robert Taylor; que trabajó especialmente en Internet y la conexión a red del Xerox Alto.

1 de 7