Omicrono, la tecnología de El Español

Repasamos cómo clonar un disco duro físico a uno virtual.

A veces puede resultar interesante crear una máquina virtual para probar algo que pueda dejar inútil nuestro ordenador (entre otras cosas). Para ello se suelen usar máquinas virtuales, donde, independientemente de lo que pase, el ordenador o servidor anfitrión no se ve afectado.

Independientemente del motivo por el que lo hagamos, hay veces que es necesario probar aquello crítico con los datos de nuestro ordenador. Tenemos dos opciones, pues: o clonar el disco duro en otro vacío (seguimos usando nuestro ordenador y neutros datos, solo que en un disco duro alternativo y por lo tanto los datos originales siguen a salvo) o clonar el disco duro en uno virtual (para ser usado en uno virtual).

Lo primero que hay que entender para llevar a cabo este método es qué es una máquina virtual. Esto no es otra cosa que un software que simula un sistema que simula el entorno de un sistema físico. En otras palabras, es un programa que simular ser un ordenador per se.

Cómo clonar nuestro disco duro físico a uno virtual

El programa que usaremos se llama Disk2vhd, de Microsoft, aunque también podemos usar CloneVDI, que es propio de VirtualBox (uno de los programas que ejecuta los discos virtuales). Ambos son gratuitos.

Clonar disco a virtual con Disk2VHD

En mi caso usaré el primero, que además es portable (aunque sí que es necesario descomprimir la carpeta para que funcione). Es menester mencionar que tenemos que ejecutarlo como administrador para que funcione.

Como vemos en la imagen superior, lo primero que necesitaremos es seleccionar el disco duro (o SSD; unidad de almacenamiento en general) que queremos clonar. Podemos hacer varios al mismo tiempo o solamente uno.

Clonar un disco

Si nos fijamos bien en lo que es casi la esquina superior derecha veremos que hay una casilla marcada que reza ‘Use Vhdx’: lo recomendable es desactivarla, pues no todos los programas aceptan el formato VHDX (sí VHD). Si no lo localizamos también podremos desactivarlo pulsando ‘S’.

Hay varias columnas: una en específico que indica el peso que ocupa la información en disco; y otra que indica el espacio en disco requerido. La ubicación podemos modificarla en el campo de texto superior. Cuando esté todo listo, podremos comenzar el proceso de creación.

Una vez se haya creado (el proceso no tomará más de media hora en el peor de los casos), podremos usarlo mediante cualquier programa que administre máquinas virtuales. VirtualBox o VMware son algunos ejemplos.

Instalar Disk2vhd

Instalar CloneVDI

1 de 8