Omicrono, la tecnología de El Español

Microsoft acaba de mostrar al mundo cómo es Project Scorpio, ¿pero cómo queda contra su rival? Colocamos a Xbox One X contra PlayStation 4 Pro.

Por si os lo habéis perdido, anoche Microsoft presentó su última consola. Llevamos un año hablando de Project Scorpio, y ya sabemos que se llamará Xbox One X. Sabemos que será capaz de ejecutar juegos en 4K, y sabemos que algunos de esos juegos funcionarán a 60 frames por segundo. Podéis leerlo todo en el artículo que hemos preparado:

Pero, y como muchos ya sabéis, no ha sido la primera consola de actual generación mejorada. Sony se adelantó y presentó el año pasado su PS4 Pro: una consola mejorada para mejorar gráficos y apoyar a Playstation VR, su ataque a la realidad virtual. Una consola que ya podemos comprar, y que se autodenomina como “la consola más potente del mundo”.

Es cierto que la Xbox One X todavía no está disponible. Tendremos que esperar hasta noviembre de este mismo año para verla en las tiendas. Pero eso no nos impide contar con muchos datos, haciendo posible una comparación sobre el papel. Y eso es lo que hacemos en este artículo: colocar a la nueva Xbox One X contra PlayStation 4 Pro.

Hardware: ventaja técnica para Microsoft

Interior de la Xbox One X

En este aspecto, es evidente la ventaja de Microsoft. Pero no es casual, y tiene dos motivos claros. El primer motivo es que Microsoft tiene un año de ventaja para conseguir las piezas que componen su Xbox One X. Un año en tecnología es un abismo, y Microsoft ha aprovechado esto para conseguir una consola con piezas más avanzadas.

El segundo motivo, algo de lo que hablaremos más adelante, es el precio. La Xbox One X es 100 dólares (que se traducirán en 100 euros para el mercado europeo) más cara que la PS4 Pro. Esos 100 dólares extra están invertidos en mejores componentes que aumentan la diferencia técnica.

Catálogo: para gustos, colores

Forza Motorsport 7 en Xbox One X

Microsoft no sólo ha utilizado sus 2 horas de presentación para mostrarnos la nueva Xbox One X. La mayor parte del tiempo ha ido destinado a mostrar un juego tras otro, tanto exclusivas como multiplataformas. Podéis ver todo lo que han presentado en este artículo.

Además, podemos sumar los juegos presentados a los juegos ya disponibles para Xbox One, y a los juegos tanto de Xbox 360 como de la Xbox original gracias a la retrocompatibilidad. Todos se podrán jugar en la nueva Xbox.

Por otra parte, Sony confía mucho más en las historias de sus títulos exclusivos. En el E3 del año pasado presentaron un aluvión de juegos propios centrados en la trama, y es de esperar que este año repitan esa fórmula.

La PS4 Pro también es compatible con los juegos ya lanzados en PlayStation 4. Por desgracia no hay compatibilidad: como mucho tenemos acceso a determinados títulos de PS3 a través de un servicio de suscripción.

Horizon: Zero Dawn en PS4 Pro

Muchos han quedado algo decepcionados con Microsoft ante la ausencia de esta clase de títulos en su presentación. Es cierto que ha sido juego tras juego, pero quizás les han faltado algunos títulos más impactantes, que sirvieran para dar un golpe sobre la mesa. Puede que, en el próximo E3 y con Xbox One X asentada, veamos títulos así.

No nos cansaremos de repetir que una consola no se compra por la potencia o por sus especificaciones. Los usuarios buscan títulos y exclusivos que jugar cuando compran una consola. Así que en, este sentido, todo depende de los gustos que tengamos. Si nos gustan más las exclusivas de una consola que de otra, es normal que la balanza se decante en esa dirección.

Juegos mejorados: una de cal y otra de arena

PLAYERUNKNOWN'S BATTLEGROUNDS en Xbox One X

La PlayStation 4 Pro no hace funcionar todos los juegos en 4K: muchos se ejecutan en 1080p y la consola se encarga de escalar la imagen a resolución 4K. Es un truco hábil y consiguen resultados muy buenos, gracias a trucos como reconstruir bloques de píxeles. Pero no se trata de resolución 4K nativa. Sólo algunos juegos específicos se ejecutan en resolución 4K, como el nuevo Wipeout.

Lo que sí mejora la PS4 Pro, además de la compatibilidad HDR, son los gráficos en general. Sony ha hecho posible que los desarrolladores puedan mejorar los gráficos y el rendimiento que tienen sus juegos al funcionar en PS4 Pro.

Podemos esperar que muchos juegos nuevos lo incluyan, pero no todos los juegos anteriores se han actualizado. Esto significa que el desarrollador tiene que hacer un trabajo extra, o no veremos mejora alguna.

Mientras, y aprovechando esa diferencia de rendimiento, la presentación de Microsoft giró alrededor de este argumento: una consola hecha para el 4K y el HDR. Incluso algunos juegos, como el futuro Forza Motorsport 7, parten con la premisa de alcanzar los 60 FPS manteniendo esa resolución 4K. Todo un hito teniendo en cuenta que se trata de un juego ambicioso.

Pero ojo, esto no será la tónica general. Las actualizaciones de juegos ya existentes no serán 4K nativo, serán mejoras similares a las hechas con los juegos de PS4 Pro. Y conseguir este rendimiento también requiere trabajo adicional.

En cualquier caso, Microsoft ha afirmado que todos los juegos se beneficiarán de la potencia adicional de Xbox One X. Aunque el desarrollador no haya hecho ni un sólo cambio al juego para adaptarlo. En otras palabras, Xbox One X mejorará cualquier juego de Xbox One, incluso los que no tengan actualización.

Sólo podemos esperar a tener ambas consolas en nuestras manos para comparar su rendimiento real. Lo ideal será comprobar cómo funcionan títulos multiplataforma adaptados para cada consola. Aunque puede que tengamos que esperar para poder ver una comparación así.

Quizás la presencia de mejoras en ambas plataformas anime a los desarrolladores a mejorar sus juegos. Ahora los desarrolladores tienen un aliciente para implementar las mejoras gráficas. Aunque ojo: no será lo mismo adaptar un juego de PS4 a PS4 Pro, que adaptar un juego de Xbox One a Xbox One X.

Ambas consolas, debido a la diferencia de potencia, o sólo por ser plataformas diferentes, requerirán métodos distintos para realizar las mejoras. Puede no ser un problema para grandes estudios, pero para pequeños estudios y desarrolladores independientes puede hacerse muy complicado.

Precio y disponibilidad: diferencias razonables

Por supuesto, todo lo resaltado en este artículo se termina reflejando en el precio. Y en cuándo pasa a estar disponible cada consola, en realidad.

La PS4 Pro fue la primera consola de las dos en salir. Lo hizo a principios de noviembre de 2016, después de ser anunciada en septiembre de ese mismo año. Y lo hizo a un precio de 399 euros, el cual se mantiene hasta ahora. Como mucho podemos ahorrarnos 10 o 15 euros según la tienda, algo más en ofertas puntuales.

Mientras, la Xbox One X saldrá también en noviembre, pero lo hará este año, en 2017. Eso es un año de ventaja en piezas sobre la PS4 Pro, aunque un año por debajo en visibilidad. Y la nueva consola procedente de Redmond se coloca en 499 euros. 100 euros más cara que, aunque sean mejores piezas y un rendimiento superior, se notan en la cartera.

  • Retth Butler

    Seguiré con mi trompo y mi nuevo spinner y esperaré…

  • skpes

    buf… tampoco hay tantos cambios para cambiarse…..

2 de 11