Omicrono, la tecnología de El Español

Este cepillo de dientes es automático y no necesita que uses las manos para que funcione.

La acción de limpiarse los dientes es una de esas cosas que hacemos todos los días y que no ha cambiado desde hace cientos de años (la invención del cepillo data del siglo XV). Por supuesto, se han introducido nuevas tecnologías, como el cepillo eléctrico, pero la esencia sigue siendo la misma: cepillar con pasta de dientes (que también ha sufrido cambios), aclarar, enjuagarse y usar el hilo dental.

Hasta ahora, que nos encontramos con este gadget que asegura que es capaz de limpiar los dientes de forma pasiva (sin tener que usar las manos) y tan solo tardando 10 segundos. Por fin ha llegado el momento en el que podremos dejar de realizar una función tan repetitiva y aburrida como es cepillarse los dientes.

Te limpia los dientes sin tener que usar las manos

El aparato tiene la forma de nuestros dientes y está fabricado en silicona. Tiene unas escobillas y, al ponerlo en la boca, limpia la suciedad de los dientes. La silicona es antibacteriana, por lo que ya de por sí mata al 99,99% de las bacterias (según la marca que está detrás el invento).

Como todos los dientes se limpian de forma simultánea, el lavado dura 10 segundos

Hacen hincapié en lo que se tarda en lavar los dientes con este método: tan solo 10 segundos. Con un cepillo de dientes normal, cada una de las superficies de un diente recibe un lavado de 1,25 segundos (basándonos en la recomendación de que hemos de lavarnos los dientes durante 120 segundos). Con Amabrush, cada superficie recibirá de lleno un lavado de 10 segundos, justo de lo que dura el lavado completo.

Cepillo de dientes eléctrico Amabrush

Es flexible, por lo que se adapta muy bien a todos los tipos de bocas. En realidad, esta flexibilidad es el resultado del estudio de más de 2000 bocas de personas adultas. Inclusive está preparado para funcionar en hombres y en mujeres (costó por las pequeñas diferencias anatómicas de la boca del hombre y la mujer), aseguran.

Cepillo de dientes con Bluetooth

Lo mejor de todo, quizás, es que incluye Bluetooth para que se pueda conectar con el teléfono móvil. En concreto podremos establecer diferentes modos de vibración (masaje de encías, blanqueamiento, modo ráfaga, etcétera), cambiar el tiempo de limpieza y otras cosas.

El movimiento (que es aleatorio y a varias frecuencias), tal y como indican, es lo suficientemente suave como para que no dañe las encías, pero lo suficientemente eficiente como para que los dientes queden completamente limpios. Las ‘cerdas’ oscilan a 9,5 g.

Pero, ¿cómo se carga, si es de silicona? La batería, evidentemente, tiene que cargarse. La duración estimada es de 28 sesiones. Esto es, dura casi un mes, mucho más que un cepillo eléctrico de los actuales (por lo que al ir de vacaciones ni siquiera tendremos que ir con la base de carga). Esta base de carga funciona mediante la tecnología de carga inalámbrica por inducción (Qi).

El cepillo en sí está compuesto por dos partes: la parte de silicona, que es el propio cepillo; y el motor, que es de plástico. La parte de silicona cuesta unos 6 euros y se puede separar del motor. Tenemos que cambiarlo cada 6 meses. Como vemos, lo pueden usar varias personas, pues podemos cambiar las boquillas (la parte de silicona que lleva las ‘cerdas’). La manera en la que se una la boquilla al motor es mediante imanes.

La unidad más básica cuesta 79 dólares (casi 69 euros) y la podemos conseguir en Kickstarter, aunque solamente viene con una boquilla.

Ver cepillo Amabrush en Kickstarter

  • Astur

    Pues no esta mal, pero no limpia interdentalmente que es donde verdaderamente se queda la mierda

5 de 5