Omicrono, la tecnología de El Español

Energy Observer es el barco que quiere estar 6 años surcando los mares y siendo autosuficiente.

Este catamarán es eléctrico. No obstante, no necesita que estemos cargando sus baterías por la noche. Y es que se autoabastece, o al menos el equipo que hay detrás es lo que pretende (y lo que ha calculado). Sale de parís este fin de semana y la intención es que esté durante 6 años navegando. Recorrerá en total 50 países con sus respectivas escalas (101, concretamente).

Autosuficiencia durante 6 años

Este barco estará 6 años viajando alimentándose de energías renovables

Se alimenta mediante energía eólica y solar, además de que también se usará el proceso químico conocido como electrólisis. También emplearán el movimiento producido por el barco. Suena muy a cuento chino, pero por supuesto todos estos métodos de obtención de energía no se usarán al mismo tiempo, pues simplemente no tendría sentido.

La fuente principal de energía es la solar y la eólica. En concreto cuenta con 130 metros cuadrados de paneles solares además de dos grandes turbinas de 30,5 metros. No han especificado cuánta energía serían capaces de generar estas dos fuentes. No obstante, aseguran que habrá momentos en los que se sobreproducirá energía.

Esta energía extra se usará para emplearla en el proceso de electrólisis. Este consiste en separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua. La energía sobrante la almacenarían, pues, en pilas de hidrógeno, que podrían ser usadas en cualquier otro momento de pobreza energética. El agua, por supuesto, tendrá que pasar por un proceso en el que se limpie y purifique.

¿Y la energía generada por el movimiento del barco? Al contar con velas, si se despliegan, el barco podrá navegar sin energía. Así, también se podría aprovechar el movimiento del barco para, mediante unos generadores, transformar esta fuerza mecánica en más energía.

Es como si comenzamos a girar un motor con las manos. Estaremos convirtiendo energía mecánica en eléctrica, pues un motor eléctrico, generalmente, funciona también para generar energía.

Pero no todo el barco está equipado con tecnología punta: el buque en sí es del año 1983, aunque ha sufrido una reforma bastante amplia. Aún así, salvando el hecho de que no consume energía, requerirá de 4,6 millones de dólares anualmente para navegar, capital que conseguirían mediante patrocinios. Se puede seguir toda la ‘misión’ en su web.

1 de 9