Omicrono, la tecnología de El Español

¿Volverías a usar un mismo servicio después de que haya sido hackeado?

El International Data Corporation (IDC) sugiere que el 80% de la gente afirma que no volverían a utilizar un servicio (aplicación o página web) tras recibir un ataque informático. Pero, ¿realmente es así? Repasemos algunos de los casos de hackeos más sonados, o al menos de las compañías más importantes y que muchos seguro que usan día a día.

Yahoo, un caso sin precedentes

Yahoo ha sido una de las empresas más importantes a lo largo de Internet. Además, también ha sido una de las tecnológicas más valiosas económicamente. En nuestra lista de adquisiciones y fusiones más caras de la historia ocupa nuestro décimo puesto.

Marissa Mayer, ex-ceo de Yahoo

No obstate, podría haber ocupado perfectamente el segundo puesto, por detrás de Mannesmann, que vendió el 50,5% de sus acciones a Vodafone por 203 000 millones de dólares. Y es que, en tan solo X años, de 2008 a 2017, pasó de valer 45 000 millones a 4 800 millones, cantidad por la que fue vendida a Verizon.

Uno de los mayores ataques, de Yahoo

Pero lo que nos ocupa aquí no es el desastre financiero de Yahoo, sino el desastre en términos de seguridad. Y es que, así como el equipo de finanzas no supo apretar las tuercas al resto de los componentes de la compañía, tampoco se supone poner a salvo los datos de sus usuarios.

Concretamente, sufrió un ataque en el que se vieron expuestas 1000 millones de cuentas. Y no solo las cuentas, sino también los hash de las contraseñas y datos bancarios. Y lo peor de todo no es el propio ataque, sino que se enteraron 3 años después.

Pero aún hay más: en 2014 también sufrieron un hackeo de 500 millones de cuentas. En 2013 otro de magnitud parecida.

¿Y qué ha pasado con los usuarios? A pesar de que hubo un pequeño bache en el hackeo de 2013, cuando, según Yahoo, mucha gente dejó de usar su correo electrónico, en las ocasiones más recientes no se ha notado un descenso en el nivel de usuarios activos mensuales. A finales de año, cuando se vendió, tenía del orden de 1000 millones de usuarios.

iCloud, Gmail y Dropbox otros de los ejemplos

iCloud también sufrió un supuesto ataque recientemente. Concretamente hace unos meses, en marzo de este mismo año, en el que se vieron expuestas 300 millones de cuentas. Aunque más tarde Apple desmintiese el hecho, nunca hubo un pico donde se vea claramente un descenso del uso de la aplicación.

Gmail es otro de los ejemplos en los que se demuestra que el usuario no se preocupa por su privacidad. Y lo peor de todo es que en este ataque se usó el propio dominio de Google para realizar el phishing.

Por último, Dropbox, uno de los servicios de almacenamiento online más usados. En 2012 sufrió una ataque de 69 millones de cuentas. Y ahí está, superando día a día su número de usuarios activos (actualmente tiene más de 500 millones).

Los hackeos históricos que vemos aquí refutan la idea principal del artículo: el usuario medio no está preocupado por seguridad en la red. Sin embargo, sí que debería estarlo. Y es que, como vemos, ni siquiera las compañías más grandes (como Yahoo, Dropbox o Google) están a salvo de ser hackeadas.

Y tú, ¿dejarías de usar un servicio tras ser hackeado?

  • Ehh…
    Ya no uso facebook :v

  • Mauxx Rtg

    Ehh…
    Ya no uso facebook :v

  • Joshua

    El usuario medio no sabe nada de esos hackeos ni de lo que implican.

    • rkingkiller556

      Toda la razón

1 de 11