Omicrono, la tecnología de El Español

Con el lanzamiento de Linux Mint Sonya, podrás conseguir una distro que se actualizará durante años.

Desde su nacimiento, Linux Mint siempre ha sido una de las mejores alternativas a Ubuntu; inicialmente nació como respuesta al nuevo escritorio Unity de Ubuntu, y apelaba a los usuarios que buscaban un escritorio clásico pero con tecnología puntera.

Con el tiempo, Linux Mint ha seguido su propio camino, aunque esté basada en los paquetes de Ubuntu. Sin embargo, muchos de los usuarios de Ubuntu prefieren continuar gracias al soporte garantizado que reciben de Canonical.

El nuevo Linux Mint Sonya recibirá actualizaciones hasta 2021

Si es tu caso, puede que Linux Mint Sonya sea el mejor momento para dar el salto; y es que la versión 18.2 es LTS (Long Term Support), por lo que seguirá recibiendo soporte hasta el 2021.

Por lo tanto, seguiremos recibiendo parches de seguridad y otras actualizaciones aunque para entonces ya hayan salido otras versiones de Linux Mint.

Linux Mint Sonya

El efecto secundario de esto es que esta versión de Linux Mint no trae muchas novedades bajo el brazo; al fin y al cabo, debe ser lo suficientemente estable y segura como para aguantar los próximos cuatro años.

No es que no haya novedades, aunque sean menores; la más interesante es una renovación completa de las Cinnamon Spices, los temas de escritorio, accesorios y extensiones diseñadas para el escritorio Cinnamon.

Ahora es mucho más fácil encontrar nuevas Spices usando la nueva web oficial; se ha mejorado la seguridad para evitar que puedan ser usadas para introducir virus en el sistema, y se ha trabajado más en su mantenimiento. El objetivo es que podamos cambiar el aspecto de nuestro escritorio y añadir funcionalidades de manera sencilla y sin peligro.

Una distro Linux a tener en cuenta

Otras novedades afectan a todos los escritorios. Como Blueberry, la nueva app de Bluetooth que ahora es compatible con transferencias de archivos OBEX; de esta manera, podemos enviar y recibir archivos desde nuestro smartphone al escritorio, por ejemplo.

El editor de texto, el reproductor multimedia, el visor de documentos, y otros programas incluidos por defecto también han sido mejorados tanto en el diseño como con nuevas funcionalidades.

Como ya es habitual, existen varios “sabores” de Linux Mint, con Cinnamon y MATE (los dos escritorios base), además de con KDE y Xfce.

Descarga Linux Mint

5 de 11