Omicrono, la tecnología de El Español

El fin de los motores diésel de Porsche puede estar más cerca de lo que pensábamos.

Es innegable que la tecnología de motores eléctricos está lo suficientemente avanzada para apelar al gran mercado; ya no es cosa de unos pocos fabricantes que apelan a un nicho concreto, como lo era Tesla.

No hace mucho Volvo anunció que todos sus coches tendrían un motor eléctrico a partir de 2019; y no será la excepción, porque pronto empezaremos a ver modelos eléctricos de todas las marcas.

Los motores diésel de Porsche tendrían los días contados

Porsche es la última que ha declarado la intención de dar el salto; en concreto, la idea es acabar con la gama de motores diésel, y sustituirla por otra de motores eléctricos.

Puede que “Porsche” y “diésel” sea una combinación que no te suene bien, pero la verdad es que forma parte de la historia de la compañía; no en vano durante décadas fabricaron tractores (sí, los de las granjas) que por supuesto, tenían motores diésel.

En la actualidad, Porsche monta motores diésel en el 15% de los nuevos coches que vende; en concreto, son muy populares en los Cayenne y los Macan, los modelos más grandes y familiares del fabricante.

Porsche lleva un tiempo pensando qué hacer una vez que la producción de los modelos diésel actuales se termine; hay muchas posibilidades, como simplemente desarrollar un nuevo motor diésel. El problema es que no tiene mucho tiempo para tomar la decisión.

Coches híbridos enchufables de Porsche, más cerca

Pero según su CEO, Oliver Blume, la otra alternativa es dejar de vender coches diésel; los motores eléctricos serían sus sustitutos.

El cambio supondría que los Cayenne, Macan y otros modelos podrían ser híbridos enchufables, con motor de gasolina y motores eléctricos; este esquema se mantendría al menos durante los siguientes 15 años, a partir de 2020. Así que es comprensible que tengan precaución con una decisión que les afectará durante tanto tiempo.

Sea cual sea la decisión, lo que está claro es que los motores eléctricos tendrán una gran importancia en el futuro de Porsche.

Se calcula que la venta de vehículos exclusivamente eléctricos supondrá una cuarta parte de las ventas totales de Porsche para el 2025; todo gracias a nuevos modelos como el Mission E, un deportivo con 500 km de autonomía.

4 de 10