Omicrono, la tecnología de El Español

¿Puede el iPad Pro convertirse realmente en tu próximo ordenador? Probamos las nuevas tablets de Apple, que siguen varios pasos por delante de cualquier competencia. Aquí va el análisis del iPad Pro 12,9 2017.

En septiembre de 2015 Apple anunció un nuevo iPad, una edición con el apellido Pro que aspiraba a convertirse en mucho más que una tablet, un equipo más potente y acompañado de accesorios como el Pencil o el teclado/funda que permitirían trabajar con mayor comodidad, ayudado también por la llegada de la multitarea a iOS.

Durante el WWDC 2017 hubo aluvión de novedades, tanto en equipos Mac (como el iMac que analizamos), como en iPad y, casi más importante, actualizaciones de todos sus sistemas operativos, con especial interés en iOS 11 ya que la nueva versión del SO para iPhone y iPad beneficia sobre todo a estos últimos.

Novedades y análisis del iPad Pro 12,9

La familia iPad recibió con los brazos abiertos al nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas, un nuevo tamaño que ahora convive con el de 12,9 pulgadas, aunque ambos comparten prácticamente las mismas especificaciones técnicas (salvo obviedades como dimensiones, peso, etcétera).

análisis del iPad Pro

Características de los iPad Pro 2017 (10,5” y 12,9”)

  • Pantalla Retina con tecnología ProMotion
    • 10,5 pulgadas, resolución 2.224 x 1.668 píxeles
    • 12,9 pulgadas, 2.732 x 2.048 píxeles
  •  Procesador Apple A10X Fusion y coprocesador M10.
  • Almacenamiento: 64GB, 256GB y 512GB
  • Batería de hasta 10 horas.
  • Cámara trasera de 12MP f/1.8 (misma que el iPhone 7)
  • Cámara frontal de 7MP f/2.2
  • 4 altavoces integrados.
  • TouchID
  • Versiones WiFi o WiFi + LTE
  • Tamaño y peso:
    • iPad Pro 10,5”: 250,6 x 174,1 x 6,1 mm – 469 gramos
    • iPad Pro 12,9”: 305,7 x 220,6 x 6,9 mm – 677 gramos

Como no podía ser de otra manera, estos nuevos iPad Pro son auténticas bestias en todos los sentidos, desde la calidad de los acabados hasta la potencia que puede llegar a desarrollar el nuevo procesador A10X. Sin embargo, más allá de los ‘números’ y especificaciones, el usuario que sostenga por primera vez uno de los nuevos iPad Pro quedará hipnotizado por su pantalla y no volverá a mirar igual cualquier otro dispositivo.

Diseño del iPad Pro

Comenzando por el diseño y la construcción de los nuevos iPad Pro, en nuestro caso hemos estado usando y trabajando con el modelo de 12,9 pulgadas y en este caso no hay cambios con respecto al modelo que ya existía. Tenemos la característica trasera metálica con la cámara y el flash en la esquina superior izquierda y a su lado, en caso de que optemos por la versión LTE, veremos las líneas de las antenas para la conectividad móvil. El frontal completamente cubierto por cristal y el botón home que incluye la última versión de TouchID, así que tenemos un reconocimiento de huellas muy veloz.

En el de 12,9 pulgadas no hay cambios, pero en el de 10,5 pulgadas sí encontramos una reducción de los bordes laterales de la pantalla, permitiendo que las dimensiones totales del iPad Pro sean muy contenidas pese a aumentar su tamaño de pantalla.

En el día a día es un dispositivo muy cómodo, aunque a los interesados les recomendaría comparar primero entre los dos tamaños, ya que considero el de 10,5” mucho más versátil por dimensiones y peso (que con la Smart Keyboard puesta se quedaría en poco más de 500 gramos). Sin embargo, el iPad Pro de 12,9 puede resultar especialmente interesante para los usuarios y profesionales que vayan a orientar su uso a un trabajo más creativo, donde esas pulgadas extra sí marcan la diferencia en aplicaciones de diseño y edición.

El Apple Pencil no ha cambiado nada, sigue siendo el mismo stylus que se presentó hace un par de años, sin embargo la mejora en la pantalla ProMotion sí le ha afectado positivamente, hablamos de esto a continuación. Lo mismo para el Smart Keyboard, sin cambios en el teclado-funda que se acopla magnéticamente a los iPad Pro y no necesita ni recarga ni emparejamiento de ningún tipo.

La mejor pantalla jamás vista en una tablet

Pasamos ahora sí a la pantalla del iPad Pro, la que considero como la principal protagonista de los dispositivos de esta generación. Tras la carrera de los fabricantes por aumentar más y más la resolución, ¿qué hace Apple? Aumentar la tasa de refresco del panel hasta los 120Hz, es lo que ellos denominan ‘ProMotion’.

Sí, más allá del marketiniano nombre, la cuestión es que el usuario percibe ProMotion desde el primer segundo de uso. Basta con tocar la pantalla y apreciar una transición para darse cuenta de que algo es diferente, al principio no sabes muy bien que pasa, todo es tan fluido que es extraño y placentero a partes iguales. Da la sensación de que los píxeles están pegados a tu dedo y se mueven a su ritmo.

Hacer scroll en textos, revisar la galería de fotografías, navegar por la Web… son escenarios cotidianos en los que ProMotion cobra protagonismo . En serio, es difícil de explicarlo con palabras, hay que experimentarlo en persona. El cambio es tan evidente que, como curiosidad, estuve usando este nuevo iPad Pro de 12,9 pulgadas durante 5 minutos y, al volver a usar modelo anterior o mi smartphone, daba la sensación de que algo iba mal, a tirones. Es algo realmente diferenciador.

Todo es tan fluido que es extraño y placentero a partes iguales

Algunos pueden pensar, “menuda novedad, una pantalla 120Hz, mi monitor alcanza 144Hz desde hace años“. Sí, es cierto, hay muchos más monitores y televisores con altas tasas de refresco, pero en mi opinión la experiencia cambia por completo cuando tienes la pantalla a centímetros de tus ojos y, lo más importante, la estás tocando con tus dedos.

Esto no significa que la pantalla del iPad Pro funciona continuamente a 120Hz, la tecnología ProMotion de Apple se adapta al contenido que estamos visualizando y ajusta la tasa de refresco continuamente. Así, por ejemplo, se reduce cuando vemos un vídeo o viendo imágenes estáticas, de este modo también se consigue mantener a raya el consumo de batería.

Como comentaba antes, el Apple Pencil también se ve beneficiado por los 120Hz ya que reduce su latencia hasta los 20 milisegundos. Son cifras mínimas, pero se aprecia un seguimiento más rápido de nuestros trazos, se siente una escritura más natural. Una pena que mi nivel de dibujo se reduzca a unas líneas para dibujar gaviotas en la playa, pero los artistas y creativos podrán exprimir todavía más el Pencil.

Las novedades en la pantalla del iPad Pro no se quedan ahí: es el doble de brillante que antes (hasta 600 nits), soporta el espacio de color P3 y refleja menos la luz, así que usarlo en exteriores a plena luz es más cómodo. Además, también han incluido True Tone, que adapta la temperatura de color y el brillo dependiendo de la luz ambiental, se convierte en algo natural por lo que no hay que preocuparse.

Rendimiento del procesador A10X Fusion: potencia a espuertas

Con los nuevos iPad Pro llegan también los últimos procesador A10X Fusion de 6 núcleos y su potencia es sencillamente ridícula. Es fácil, no tienen rival, incluso puede parecer desmesurado ‘para una tablet’. No soy precisamente fan de los benchmarks, pero en este caso es destacable que estos iPad Pro superen en rendimiento al MacBook Pro base lanzado a finales de 2016, es una simple muestra de lo que son capaces de hacer estas bestias.

De nuevo, dejando a un lado cifras y porcentajes, esto se traduce en una experiencia excepcional en el día a día y es clave disponer de esa potencia ahora que la multitarea tiene todavía más protagonismo. No hay bajadas de rendimiento, podemos trabajar con decenas de pestañas en el navegador, tener a pantalla partida un editor de fotos y en ventana flotante otra aplicación y el iPad Pro no se inmutará.

Lo mejor es que no afecta a la autonomía de la batería, Apple asegura que son 10 horas de uso y no se equivoca. Con un uso mixto podemos acercanos fácilmente a esa cifra, o superarla incluso. Esta es una de las razones por las que en múltiples ocasiones he optado por convertir el iPad Pro 12,9” en mi equipo de trabajo en movilidad, en lugar de cargar con el MacBook Pro 15” (2016), cuya autonomía alcanza, con suerte, 4-5 horas.

El iPad Pro es más Pro con iOS 11

Los nuevos iPad Pro llegan al mercado con iOS 10 y en ese sentido da la sensación de que nada ha cambiado, porque en realidad no lo ha hecho. Para exprimir realmente lo último de Apple hay que hacerlo con iOS 11, la nueva versión de su sistema operativo móvil que llega a finales de 2017. Por suerte, ya lo podemos probar, porque desde hace semanas está disponible en beta abierta para todos los usuarios.

Obviamente no me pude resistir y mi prueba ha sido bajo iOS 11, es más, se me hace difícil pensar en volver atrás. iOS 11 le da sentido al iPad Pro, son un todo.

Entre las novedades de iOS 11 podemos destacar el nuevo dock inferior, que recuerda irremediablemente al de macOS. En él podemos anclar aplicaciones que queramos tener más a mano para acceder a ellas directamente y también aparecerán en la parte derecha aquellas usadas recientemente. Cuando estamos usando cualquier app el dock desaparece, pero basta con deslizar hacia arriba desde la parte inferior para que vuelva aparecer.

Poder acceder al dock en cualquier momento es clave para aprovechar la nueva multitarea. ¿Quieres dividir la pantalla para usar dos aplicaciones al mismo tiempo? Simplemente arrastra la aplicación desde el dock hacia el lateral que quieras y se acoplará automáticamente, podrás redimensionar el espacio que dedicar a cada aplicación. Además, con iOS 11 se añade un paso más de multitarea, pudiendo arrastrar una tercera aplicación que quedará como una ventana flotante, pudiendo moverla u ocultarla para que no impida la visión de otro contenido.

Por ejemplo, una disposición frecuente en mi caso es tener pantalla partida con Safari y un editor de texto, como IA Writter o Microsoft OneNote, manteniendo en ventana flotante Telegram o Twitter para ir consultándolos.

El Control Center también recibe un gran lavado de cara en iOS 11, ahora comparte espacio con las aplicaciones abiertas, de forma que podemos cambiar más rápidamente entre ellas y los 4GB de memoria RAM se agradecen porque es fantástico que mantenga en memoria decenas de apps. Por su parte, con iOS 11 llega también un útil gestor de archivos, no solo para los que tenemos en el iPad, sino que también se integra con servicios en la nube como Dropbox, Google Drive o el propio iCloud.

El Apple Pencil se beneficia de la actualización profunda de la aplicación nativa de Notas, que mejora y mucho a la hora de hacer anotaciones a mano. En el apartado fotográfico hemos comentado que los nuevos iPad Pro montan exactamente la misma cámara del iPhone 7, un sensor de 12MP del que podemos esperar unos resultados fantásticos. Ahora bien, no soy muy partidario de hacer fotografía con tablets, menos con una enorme pantalla de 12,9 pulgadas en el aire que me haría parecer el cuarto árbitro de un partido de fútbol.

Sí, la cámara del iPad Pro está a un gran nivel y oye, nos puede sacar de un apuro si no tenemos nuestra cámara principal cerca, pero su calidad cobra más sentido a la hora de trabajar con documentos, sobre todo ahora que el sistema tiene integrado un escáner de documentos y, con la integración con el Pencil, podremos anotar, firmar, editar y compartir de forma más cómoda y rápida.

Por último, se habla continuamente del iPad Pro como una máquina de productividad, pero no hay que olvidar su uso como tablet para consumir contenido multimedia de distintos servicios de streaming y es de recibo mencionar lo cuidado que está el apartado de sonido. Siguen equipando el mismo sistema de 4 altavoces en cada uno de los extremos de su cuerpo y tanto la calidad como el volumen de audio que conseguimos es excelente.

Entonces, ¿puede el iPad Pro sustituir a mi portátil?

Lamento decir que no hay una respuesta universal a esa pregunta: depende de tus necesidades. Todo este análisis ha sido escrito y maquetado desde el iPad Pro con la Smart Keyboard, que por cierto, me resulta un teclado muy cómodo, el tacto es bueno y además no suma demasiado peso al conjunto. Su principal carencia: las teclas no son retroiluminadas (como alternativa puedes mirar la Logitech Create). ¿Soy igual de rápido que con el portátil? No, ni mucho menos, hay que cambiar hábitos y pasar por una curva de ‘aprendizaje’. La ventaja es un equipo ultraportátil, 100% silencioso y con una genial batería.

Estas semanas he estado editando fotos, tanto ajustes básicos como ediciones más profundas, he tomado multitud de notas con el Apple Pencil (lo de dibujar no es lo mío, ojalá) y hecho las típicas tareas que hacemos todos, mucha navegación web, gestión de email, tareas y calendario, mucho consumo de películas, series, información y redes sociales. Para muchos todo esto será más que suficiente (incluso demasiado) como para decidirse a optar por el iPad Pro como su ordenador principal.

La potencia del iPad Pro y aplicaciones como Affinity Pro o Procreate son la muestra de que podemos encontrar software de primer nivel en tabletas, aunque hace falta mucho más para sustituir por completo a lo que ofrece un portátil con macOS.

Con los nuevos iPad Pro y, sobre todo, con iOS 11, Apple sienta unas bases muy prometedoras, dando la sensación de que los iPad podrán con todo si el software acompaña, claro. Son las mejores tablets del mercado y eso tiene un precio: desde 729€ para la versión base de 10,5”, a los que habría que sumar 189€ por el Smart Keyboard y 109€ por el Apple Pencil.

  • Jose77

    Vaya niovedades.
    El dock de android…3 aplicaciones a la vez…
    Hace ya mucho que en android puedes abrir 3, 4, 5, 6…… aplicaciones a la vez, partiendo pantalla y con diversas ventanas flotantes

1 de 6