Omicrono, la tecnología de El Español

Imagen de Pixabay

El último plan de Google de soltar mosquitos al aire libre tiene más sentido de lo que podríamos pensar.

Aunque lleve tiempo sin ocupar titulares, el mundo aún está luchando contra el Zika; este virus provocó toda una crisis humanitaria en 2016, sobre todo por los efectos que puede tener en los no natos, como microcefalia.

La Organización Mundial de la Salud levantó el estado de emergencia el pasado noviembre de 2016; pero aún se siguen registrando casos en varias partes del mundo. Como el que se dio en Fresno, California, a principios de año, donde una mujer contrajo el virus.

Esta es una buena excusa para seguir investigando métodos para luchar contra virus que se expanden usando vectores como los mosquitos; esa es la especialidad de Verily, la rama científica de Alphabet que fuera creada en su momento por Google para investigar cómo la tecnología puede mejorar nuestra salud.

La lucha contra el zika continúa

Y aparentemente, eso se puede conseguir liberando más mosquitos, unos veinte millones en total, como afirma el nuevo plan publicado por la compañía.

Se liberarán durante un periodo de 20 semanas, a un ritmo de un millón por semana; dos zonas de 120 hectáreas cada una en Fresno serán las que reciban a los mosquitos. Es la mayor liberación de mosquitos infectados de la historia de los EEUU.

Hay que aclarar que no son mosquitos cualquiera, claro. Han sido seleccionados e infectados con una bacteria llamada Wolbachia, que no afecta a los seres humanos pero que es especialmente dañina para los insectos.

El plan de Google de soltar mosquitos para acabar con esa especie

El plan es simple: liberar todos estos mosquitos para que se apareen con los que hay en la naturaleza; cuando las hembras son infectadas, sus huevos dejarán de ser fértiles y no producirán descendencia.

Es por eso que todos los mosquitos liberados serán machos, y es también por eso que esto no va a suponer más picaduras para los locales; son los mosquitos hembra los que pican y consiguen sangre para producir los huevos.

Imagen de Verily

Esta no es la primera vez que el ser humano ha hecho algo semejante; de hecho, en anteriores ocasiones los resultados han sido desastrosos para el medio ambiente.

Al introducir nuevas especies, o una mayor cantidad de especímenes, el equilibrio local se rompe completamente y puede acabar con la extinción de especies locales; incluso de animales que de primeras no parezca que tienen nada que ver.

Los biólogos e ingenieros de Verily afirman que eso no ocurrirá. La especie que quieren atacar es invasora; sólo lleva en la zona desde 2013. Así que acabar con ella no solo no debería suponer un problema para las especies locales, sino que sería una ayuda.

Mas que un intento de acabar con el Zika, este proyecto parece más una prueba para futuras crisis; también puede servir para atacar otras enfermedades en zonas tropicales.

  • Halios

    Supongo que una vez que empiezas a jugar con al naturaleza no se puede parar no? Sinceramente me recuerda mucho a Mimic….

  • Brian Álvez

    ola

  • Tailor L

    Si, no para que alrato salgan con su.. que creen que siempre no resulto y la wolbachia mutó, y ahora afecta a los humanos, ya saben, casual.

  • Beto Valdez

    Esto viene para película de epidemia. Luego los mosquitos mutan y pueden cambiar de sexo. Ay, que imaginación tengo.

  • Bello

    Que manden un poco a Coatzacoalcos hervidero dé zancudos…

2 de 5