Omicrono, la tecnología de El Español

La resistencia del Nokia 3310 es un aspecto que probablemente será más importante para mucha gente que su potencia o sistema operativo.

Seamos sinceros, si te interesa el Nokia 3310, es que no buscas lo último precisamente; este no es un “smartphone”, se parece más a un teléfono móvil como los de antes.

Sólo tiene un par de añadidos que podríamos definir como “extras”; como la cámara o el navegador Opera Mini. Pero por lo demás es un teléfono y ejecuta funciones de teléfono.

¿Ha vuelto Nokia?

El Nokia 3310 es algo más que nostalgia, es un lanzamiento refrescante y diferente; en una época en la que si tu producto no tiene la última tecnología significa que has fallado, es agradable ver un dispositivo que no sigue esa tendencia.

Pero, ¿es realmente la vuelta de la Nokia de antes? Es evidente que, cuando Nokia presentó el 3310 por sorpresa el pasado febrero, lo hizo para que se volviese a hablar de su marca; con su nueva gama de dispositivos Android, HMD Global quiere que la marca Nokia vuelva a ser lo que era antes de su venta a Microsoft.

Como ya hemos dicho, detalles como la potencia del dispositivo, su pantalla o sus aplicaciones son algo secundario. El verdadero desafío para el dispositivo será ir en nuestros bolsillos, mochilas y bolsas, entre llaves y monedas. Será soportar caídas y que los niños lo usen como juguete. Lo sabemos porque ese fue el destino de muchos Nokia clásicos.

La resistencia del Nokia 3310 a prueba

Así que, ¿cómo de resistente es el Nokia 3310? JerryRigEverything en Youtube ha decidido comprobarlo de primera mano, y los resultados no son malos en absoluto.

De entrada el 3310 es mucho más resistente que un smartphone cualquiera; puede que no use materiales caros y bonitos como el metal, conformándose con el plástico. Pero eso le da sus propias ventajas, como una mayor resistencia a las caídas.

Tampoco tenemos un diseño unibody, pero gracias a esto la batería puede intercambiarse. El 3310 parece repleto de este tipo de decisiones.

Lamentablemente, esto también supone algunos sacrificios, como en la pantalla, que también está cubierta por plástico sin ningún tipo de protección adicional; eso significa que es muy fácil arañarla, pero que soportará golpes duros que romperían otras pantallas.

La misma historia se repite en el resto del dispositivo. Incluso en la cámara, que también está protegida por plástico y no cristal. Así que no tardará mucho en arañarse y en afectar a nuestras fotos; no es que la calidad de las fotos sea increíble con el sensor de 2 MP, pero puede merecer la pena protegerla.

El test de calor extremo (léase: llamas) da buenos resultados; aunque la cubierta de plástico se derrite al calor, protege muy bien la electrónica interna y la pantalla sigue funcionando después de enfriarse.

Por último, es poco probable que rompamos el 3310 al sentarnos encima; incluso después de aplicar mucha fuerza doblándolo, el dispositivo sigue funcionando.

El diagnóstico final de JerryRigEverything es positivo. Puede que el nuevo Nokia 3310 no sea un ladrillo, pero soportará los peores tratos.

2 de 9