Omicrono, la tecnología de El Español

Pronto podrás restablecer la contraseña de Windows en la pantalla de bloqueo; una funcionalidad muy pedida.

La manera más sencilla de evitar el acceso indeseado a nuestro sistema es poner una contraseña; sólo tendremos que introducirla cada vez que iniciemos sesión, claro.

Lo malo es que esta será otra contraseña más que nos tendremos que aprender; lo recomendable es no repetir contraseñas, y menos aún la de nuestro ordenador. Y si somos especialmente olvidadizos, no hemos usado el sistema en un tiempo, o simplemente tenemos la cabeza en otras cosas, puede que se nos olvide la contraseña.

Olvidarse la contraseña de Windows ya no es un error fatal

Sí, olvidarse de la contraseña de Windows es un error que se comete más a menudo de lo que piensas. Lo peor es que Windows no nos ayuda mucho en estos casos; existen métodos para acceder a nuestros archivos incluso sin contraseña, pero es toda una molestia.

Hoy en día cualquier servicio que se precie te permite cambiar la contraseña de manera sencilla; incluso si has asociado la cuenta de Windows con una cuenta de Microsoft, puedes cambiarla directamente desde cualquiera de sus servicios, como Outlook u Office 365. Pero no puedes cambiarla desde el ordenador.

Eso cambiará en la próxima Fall Creators Update, la gran actualización que llegará en los próximos meses. Ya hemos adelantado muchas novedades, pero Microsoft se guarda un par de sorpresas más bajo la manga.

Cómo restablecer la contraseña de Windows en la pantalla de bloqueo

Imágenes de MSPowerUser

En la última versión previa, disponible en Windows Insider, los usuarios ya pueden restablecer la contraseña de Windows en la pantalla de bloqueo.

Podemos hacer esto con la nueva opción “He olvidado mi contraseña” de la pantalla de bloqueo, justo debajo del hueco para introducir la contraseña. Cuando pulsemos, se iniciará un asistente que nos ayudará a restablecer la contraseña usando varios medios; aunque primero nos pedirá nuestra cuenta de Microsoft si no la hemos asociado con la cuenta local.

Por supuesto, tendremos que verificar nuestra identidad; podemos hacer esto con un código enviado a nuestro teléfono, a una dirección de correo secundaria, o usando la app Microsoft Authenticator. Una vez que introducimos el código, se nos dará la posibilidad de introducir una nueva contraseña, que sustituirá a la antigua.

Este es un proceso sencillo pero que nos puede salvar en la peor situación: cuando se nos ha olvidado la contraseña.

7 de 13