Omicrono, la tecnología de El Español

Samsung alcanza un nuevo hito: la primera pantalla de cine LED.

El cine, desde que es cine (1895), ha usado un proyector para mostrar las imágenes por pantalla. No obstante, por primera vez, se están comenzando a usar pantallas LED y no proyectores ¿Por qué jubilar los proyectores, si funcionan muy bien? Parece una pregunta muy obvia, pero realmente no lo es.

El cine afortunado para las primeras pruebas ha sido uno de Corea del Sur; como no, pues la compañía que está detrás de este ambicioso proyecto es Samsung, el rey de las pantallas (¿y de los teléfonos móviles?). Concretamente hablamos del cine Lotte Cinema World Tower, en Seúl.

El comienzo del cine retroiluminado

Las ventajas no son ni el HDR ni nada de eso, pues los proyectores actuales ya incluyen tal tecnología. Concretamente, con estos paneles, a los que Samsung ha llamado Cine LED, se podrán conseguir picos de brillo casi 10 veces superior (concretamente hablamos de un pico de brillo de 146fL).

Además, también maneja mucho mejor los contrastes: blancos mucho más blancos y colores más brillantes gracias a los ajustes de escala de grises de ultra contraste. Por último, también solucionaría otros problemas del cine actual como los de la baja tasa de frames (imágenes por segundo).

Lo único que habría que ver es cómo se comporta realmente esta pantalla en la vida real, pues las pantallas LED suelen pecar de colores sobresaturados. Bajar el nivel de brillo tampoco es una solución, pues el contraste también bajaría. Solucionado este problema, lo más probable es que el hecho de que esta pantalla llegue a otros cines sea un camino de rosas.

¿Y cómo se consigue una pantalla tan grande? Como en los conciertos y vallas publicitarias: mediante “pequeñas” pantallas modulares que están conectadas entre sí y que funcionan como un todo. La longitud total del resultado es una pantalla de 10.3 metros de largo. Es mucho más pequeña que el cine estándar (que maneja cifras de entre los 13 y los 19 metros), eso sí.

Sonido vitaminado

Pero aún no ha llegado lo mejor. Y es que, no solo la imagen de este moderno cine es ‘Powered by Samsung‘, sino que el audio también. Bueno, mejor dicho, el audio es de Harman, una de las subsidiarias más importantes de Samsung.

En concreto se hace uso de la tecnología Sculpted Surround de JBL (también de Samsung). Todo el equipo de sonido en general está certificado por JBL y fabricado por Harman.

1 de 13