Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El algoritmo de Google que elimina las marcas de agua de las imágenes

El algoritmo de Google que elimina las marcas de agua de las imágenes

Google ha descubierto una vulnerabilidad en las marcas de agua. Y es que pueden eliminarse muy fácilmente. Por ello, han desarrollado esta solución.
En:

Google ha descubierto una vulnerabilidad muy importante en las marcas de agua.

Las marcas de agua son un gran método para proteger contenido audiovisual de cualquier persona que quiera robarlo (podrá usar la imagen igualmente, pero se tendrá que hacerlo con la marca de agua). También sirve para asignar la autoría de una fotografía o vídeo. Se han usado casi desde el comienzo de Internet, pero ahora se están quedando atrás.

Dejando de lado la herramienta de relleno automático de Photoshop, que se incluyó en PS CS5 (2010) y que funciona muy bien para eliminar las marcas (aunque debemos hacerlo de manera manual), existes otros métodos mucho más automáticos para ello.

Google, por ejemplo, ha dado con un algoritmo que es capaz de hacerlo de forma automática y con cientos de imágenes al mismo tiempo.

Un algoritmo capaz de eliminar cualquier marca de agua

Las marcas de agua suelen ser periódicas, por lo que es muy sencillo averiguar el patrón que siguen, pues existe. Aprovechándonos de esto, es muy sencillo, o al menos para Google, crear un algoritmo capaz de identificar estos patrones y rellenarlos.

Esta vulnerabilidad, según la compañía del buscador, que es además quien la ha encontrado, se podría solucionar mediante la creación de pequeñas deformaciones aleatorias en la marca de agua. Así, se evitaría que se creen patrones, por lo que no habrá posibilidad de eliminar la marca de agua en su totalidad con un algoritmo.

En la imagen que vemos arriba, por ejemplo, se ha usado una marca de agua que previamente se ha difuminado de forma irregular y de forma totalmente aleatoria. El resultado, el que vemos a la izquierda: la marca de agua nunca se llega a eliminar en su totalidad, siempre queda algún resto.

Por otro lado, el nivel de seguridad aumenta en función del número de cambios visuales introducidos. Mejorar la robustez de las marcas de agua, por lo tanto, vemos que es mucho más sencillo de lo que creemos. Además, ni siquiera se podría apreciar qué imágenes tienen una marca de agua difuminada o ligeramente deforme, pues no es apreciable a simple vista.