Omicrono, la tecnología de El Español

Te mostramos las mejores aplicaciones de wallpapers dinámicos.

Con estas tres aplicaciones podremos automatizar el fondo de pantalla de nuestro ordenador. Es decir, podremos hacer que cambien cada cierto tiempo y así no tener siempre el mismo fondo aburrido.

Artpip, wallpapers de pinturas clásicas

Si no solo te gusta tener un wallpaper nuevo cada día, y además te gusta el arte clásico, esta aplicación es perfecta para ti, pues precisamente todo su contenido es de arte clásico. Además, nos permite elegir por épocas: si queremos, por ejemplo, que se muestre solo del siglo XVII al XVIII, podremos.

La frecuencia con la que cambian los fondos de pantalla también la podemos elegir nosotros. La mínima es de 5 minutos y la máxima de 24 horas (se echa de menos una opción para que cambie cada minuto). El problema es que algunas de las frecuencias están limitadas por un muro de pago.

Splashy

Splashy, o cómo cambiar de fondo de pantalla de forma diraria

De Splashy ya hemos hablado en alguna que otra ocasión. Lo mejor es que ofrece muchísima variedad de wallpapers y la frecuencia a la que podemos configurar los cambios es muy grande. Lo cierto es que la galería de imágenes de este gestor de fondos es muy amplia y muy buena.

Desktoppr

Desktoppr es algo diferente a los demás: a pesar de que también es un gestor de fondos, lo que hace es alimentarse de imágenes que tengamos en Dropbox. Es decir, las imágenes las ponemos nosotros, pero esta aplicación nos ayuda a no solo cambiarlas a la frecuencia que queramos, sino además a que podamos tener acceso a ellas desde cualquier ordenador que queramos.

Estas tres aplicaciones, en su versión base, son gratuitas. Alguna como Artpip está limitada si no actualizamos a la versión premium (de pago). La mejor, para el público general, es sin duda Splashy, pues ofrece multitud de opciones, y gratis.

2 de 5