Omicrono, la tecnología de El Español

La caída de un robot de Boston Dynamics es un evento lo suficientemente raro como para hablar de él. Hasta ese punto es una referencia la antigua empresa propiedad de Google.

Bajo el paraguas de Google, Boston Dynamics consiguió el dinero y la plataforma para desarrollar cualquier idea que saliese de sus ingenieros; desde perros robóticos hasta humanoides como el Atlas.

Lamentablemente, las prioridades de Google cambiaron cuando nació Alphabet; para la empresa madre resulta difícil justificar una inyección de dinero semejante sin beneficios inmediatos. Así que llegó a un acuerdo con la japonesa Softbank para venderles Boston Dynamics por una cifra sin anunciar.

Boston Dynamics continúa desarrollando robots, ahora en Softbank

Muchos temíamos que se fuese el fin de Boston Dynamics, lo que hubiera sido una pena; afortunadamente, un vídeo reciente de una presentación demuestra que la compañía sigue en funcionamiento, si bien con no pocos tropiezos, literalmente hablando.

La demostración se realizó en un congreso de tecnología y ciencia en Massachusetts, y como demuestra el vídeo que está dando vueltas por Internet, no terminó muy bien.

En esta ocasión, Boston Dynamics no quería hablar de un sólo modelo, sino de cómo quiere que los distintos modelos de robots interactúen entre si. Para ello, subió al escenario versiones mejoradas del SpotMini, una especie de perro robótico, y el Atlas, el gran robot humanoide.

El SpotMini estaba controlado por un operario, pero el Atlas estaba funcionando de manera autónoma; su objetivo era buscar objetos y moverlos con sus brazos.

Claro, que eso no es muy llamativo, y ahí entra el SpotMini, que debía ponerle las cosas difíciles al Atlas moviendo los objetos; el humanoide tenía por lo tanto que recalcular la posición del objeto y volver a cogerlo.

El Atlas, robot de Boston Dynamics, también se cae, como todos

Sin embargo, parece que tanto estrés acabó afectando al Atlas. Una vez que los ingenieros se cansaron de jugar con él, dejaron que cogiese el objeto y continuaron la presentación mirando al público; no contaban con que detrás suya el Atlas continuaba su andando con el objeto, hasta que se tropezó con un foco y acabó cayendo detrás de las bambalinas.

La idea era que Atlas saliese del escenario por su cuenta; pero, ya sea por el foco o por otro motivo, esta vez no pudo conseguirlo.

No es que sea raro ver un robot caído, de hecho es algo bastante gracioso; pero no es muy común verlo en Boston Dynamics, que en más de una ocasión han metido miedo con robots que parecen salidos de Terminator.

1 de 14