Omicrono, la tecnología de El Español

Una nueva inversión permitirá la instalación de miles de cargadores en las estaciones del Metro de Madrid.

El teléfono móvil ya es algo más que un aparato para recibir llamadas de vez en cuando; es un dispositivo que reúne todo lo que podemos necesitar en nuestro día a día. Mucha gente vive, trabaja y disfruta conectados gracias a los smartphones.

El problema de los smartphones es, por supuesto, que consumen energía eléctrica; los avances en baterías son exasperantemente lentos y no duran tanto como deberían.

Es fácil quedarse “secos” en cualquier sitio, y no es como si pudiésemos encontrar un enchufe en cualquier sitio, ¿verdad? Pues resulta que parte de la modernización de las ciudades consiste exactamente en eso. Cada vez hay más sitios dispuestos especialmente para recargar el móvil.

2200 cargadores en las estaciones del Metro de Madrid

Y pronto, el Metro de Madrid se llenará de estos cargadores. Todo empezó con un programa piloto en la estación de Moncloa; sólo eran ocho cargadores, cada uno con dos puertos USB en los que podíamos conectar el cable que viene con la mayoría de los smartphones actuales.

Ahora estos cargadores serán instalados también en el resto de estaciones de metro; en concreto estamos hablando de 2200 cargadores dispuestos a lo largo de toda la red. Su uso será gratuito, por lo que podemos decir que viene incluido en el precio del billete.

La inversión será de 368.000 €, y permitirá la instalación en “prácticamente todas” las estaciones. Cada andén tendrá cuatro cargadores.

La idea es que los viajeros puedan usar estos puntos para recargar el móvil en el tiempo en el que tarde en llegar el próximo tren; además, también se instalarán cargadores dentro de los vagones, algo que también ha sido probado con éxito.

Un detalle interesante es la procedencia de la energía que recargará nuestros móviles; cuando los trenes frenen, parte de la energía que producen irá a parar a los cargadores.

Normalmente no hay que esperar mucho tiempo en un metro, pero aunque sean unos minutos nos puede ayudar a que el móvil no se nos muera.

3 de 9