Omicrono, la tecnología de El Español

Hemos convertido uno de nuestros PCs con Windows en un Mac completamente funcional. ¿Cómo se hace? ¿Merece la pena? Te contamos nuestras impresiones.

Hackintosh: Cuando quieres montarte un Mac más personalizado

De toda la vida, hacerte con un Macintosh ha sido una tarea que no está al alcance de todos. No porque sean ordenadores difíciles de encontrar, sino porque se suelen encontrar en una categoría de precios que no todo el mundo está dispuesto a pagar.

Una de las virtudes de los Mac más allá de su diseño o autonomía (en modelos portátiles) reside en su sistema operativo. Mac OS destaca por ser un sistema diseñado para los Macintosh, y que solo funciona en estos ordenadores.

O al menos, eso dice la teoría. En 2005, Apple anunció que sus ordenadores pasarían a incluir procesadores de Intel. Sí, hablamos de esos procesadores que se encuentran en prácticamente la mayoría de ordenadores existentes en el mercado. A raíz de ello, nacieron proyectos para portar el sistema de Mac OS a ordenadores tradicionales.

Un Hackintosh es un ordenador normal y corriente que utiliza el sistema operativo de un Mac.

Mi propósito: Aprender a programar para iOS

La razón por la que decidí probar suerte y montarme un Hackintosh no es cuestión de fanboyismo (aunque sienta bastante aprecio hacia mi iPad), sino puro interés como desarrollador de aplicaciones.

Además de escribir en El Androide Libre (y Omicrono en estos momentos) estudio ingeniería informática, y de vez en cuando me gusta probar lenguajes y entornos de programación que no enseñan en la carrera. Desarrollar aplicaciones para iOS siempre me ha parecido atractivo (más cuando no me llevo bien con Android Studio), pero solo se puede hacer en Mac OS y Unity 3D solo te deja compilar videojuegos para iOS si estás en un Mac.

Evidentemente, no me voy a comprar (otro) ordenador para probar un entorno de programación, aunque si acabase vendiendo aplicaciones no descartaría adquirir un Mac (pero seguramente no tenga tiempo para llegar tan lejos). Por lo que merecía la pena probar, a ver que tal.

Utilizar herramientas que solo funcionan en Mac fue mi motivación para probar un Hackintosh.

Las especificaciones de mi PC

Uno de los requisitos básicos para montar un Hackintosh es tener una torre con las piezas compatibles, ya que en portátiles suele haber bastantes problemas de drivers, tampoco recomendamos ordenadores con WiFi, ya que suele ser lo más complicado en hacer compatible.

A continuación os dejo las especificaciones técnicas de mi torre. Un ordenador que ya tiene unos añitos a sus espaldas, y que a pesar de no ser lo más top en su momento, es lo suficientemente potente como para ofrecer una buena experiencia.

¿Es apto mi PC para Hackintosh?

Tengo 2 SSDs de Samsung. Mac OS se encuentra en el de la pegatina de Apple, mientras que en el otro está Windows 10.

No todas las piezas de PC son aptas para montar un Hackintosh, aunque no es algo tan complicado como pueda parecer. La mayoría de memorias y discos de almacenamiento, así como fuentes de alimentación suelen ser válidas. Las tarjetas de WiFi y Bluetooth es donde más problemas encontraremos, ya que no todas son válidas.

En cuanto a procesador y tarjeta gráfica es aquí donde empiezan las dudas. Lo más importante es el procesador, que será necesario que sea de Intel (ya que Apple no hace Macs con procesadores AMD), siendo conveniente que no sea el último modelo del mercado (los cuales no suelen tener soporte hasta pasados unos meses). En cuanto a tarjetas gráficas, casi todos los modelos de Nvidia y AMD son válidos, aunque no siempre funcionarán a la perfección. En cuanto a placas base, las de marca Gigabyte suelen ser las que menos problemas dan.

Si estás pensando en montarte un ordenador por piezas que sea compatible con Hackintosh, te recomendamos seguir la página de Tonymacx86. En ella encontraremos guías de instalación y foros de ayuda. Lo más interesante en cara de adquirir un ordenador compatible con Hackintosh es la propia guía de compra que hacen en la propia web, con distintos “modelos de Mac”.

Página web de TonyMac x86.

Mi primer problema: Conseguir un pendrive apto

Para poder crear un Hackintosh es necesario que tengamos una imagen instalable de MacOS. Si bien hay alternativas en Windows, nosotros hemos optado por la vía oficial (y más complicada). Para ello, es necesario disponer de un Mac (aunque no valen los modelos más modernos), para descargar la actualización de MacOS Sierra, e instalarla en un pendrive.

Al no disponer de un Mac, pero si de una máquina virtual con MacOS bajo Windows, pude preparar mi pendrive con MacOS. Aquí tuve un problema bastante gordo, y es que para grabar una imagen desde la máquina virtual es necesario utilizar puertos USB 2.0, ya que los 3.0 no son totalmente compatibles con Virtualbox (la máquina virtual que he utilizado). Al tener el portátil en el que tenía la máquina virtual únicamente puertos USB 3.0, tuve que migrarla a mi torre.

Unibeast y Multibeast: La herramienta todo en uno que lo soluciona todo (o casi)

Una vez descargada la imagen de fábrica, tuve que pasarla a un Pendrive. La herramienta idónea para este menester fue Unibeast, aplicación que nos permite crear un instalable personalizado para nuestro Hackintosh.

Tal y como indican las guías, también descargamos y añadimos una herramienta llamada Multibeast, la cual nos permite instalar el gestor de arranque, así como algunos drivers que puedan resultar imprescindibles.

Página web de Unibeast.

Experiencia de uso: No es un Mac, pero como si lo fuera

Os voy a ser sinceros, más allá de utilizar algunos Macs en momentos esporádicos, esta ha sido la primera vez que he podido convivir con un Mac. Durante este mes y medio he estado viviendo la experiencia de utilizar Mac OS y os cuento que me ha parecido.

En primer lugar, decir que la instalación me llevó prácticamente una noche entera (desde las 8 de la tarde a las 6 de la madrugada) en las que pasé de “no tener ni idea de como instalar esto” a descargar lo necesario, preparar un pendrive, instalar todo y solucionar mis problemas de drivers.

En todo este tiempo solo he tenido un pequeño bug, y es que al iniciar sesión en Twitter desde Safari, el ordenador se congela. Solo me ha pasado con Twitter y en este navegador, así que supongo que está bien. También he tenido algún reinicio esporádico durante los primeros días, pero tras la primera semana no han vuelto a aparecer.

Algo que he comprobado es que el sistema funciona perfectamente en configuraciones multimonitor sin ningún problema, y que la herramienta para calibrar los colores de los paneles es fantástica. El modo Night Shift también funciona a la perfección.

Las aplicaciones de Apple también funcionan (aunque Xcode tiene glitches gráficos en algunos iconos), así como Siri, o la sincronización de iCloud. Si utilizas las aplicaciones de iOS o en tu Macbook, aquí podrás seguir utilizándolas sin problemas.

La gestión de ventanas: Lo peor de MacOS

Algo que me ha chocado bastante de MacOS es la gestión de ventanas que tiene. A pesar de parecerme tremendamente original, lo cierto es que la veo muy poco práctica, y sobre todo confusa. Más allá de uso esporádico, nunca había pasado tanto tiempo con un Mac, y no ha sido hasta este momento que me he percatado de lo molesto que es.

Las aplicaciones abiertas aparecen en el dock, pero el problema es cuando decido cerrar las apps. En la mayoría de ocasiones, el icono permanece en el dock y si clickeo, la aplicación se vuelve a abrir. Si pulso en minimizar, dicha aplicación aparece dos veces en el dock. Vivir con el dock es realmente molesto, y me ha costado acostumbrarme.

Por otro lado, una de mis características favoritas de Windows 10 es la facilidad para que arrastrando una aplicación al borde de la pantalla se redimensione para ocupar la mitad de dicho lado y me sugiera poder rellenar la otra mitad de la pantalla.

Tampoco me ha gustado el “scroll” con un ratón normal, aunque lo he solventado con una aplicación llamada Smooth Scroll que es gratuita durante un tiempo, pero por la que una vez pasado el periodo de prueba tendremos que pagar.

Pruebas de rendimiento

A continuación os dejamos algunas pruebas de rendimiento que hemos hecho. Para poner en situación el rendimiento de un hackingtosh lo hemos comparado con otros ordenadores de Apple. Hemos comprobado que los Mac reales nos ofrecen un mayor rendimiento, pero tampoco tenemos problemas, considerando que hablamos de un ordenador de mucho menor presupuesto y varios años a sus espaldas (lo único nuevo es la caja y disipador).

Resultados de Geekbench.

  • Mi Hackintosh: 4 046 single core | 11 928 multi core.
  • Macbook 12 pulgadas: 3 540 single core | 6 683 multi core.
  • Macbook pro 15 pulgadas: 4 334 single core | 14 004 multi core.
  • iMac core i5: 4 798 single core | 14 119 multi core.

Por otro lado, comentar que la experiencia de juego es muy inferior al mismo PC con Windows 10. La compatibilidad con los juegos es menor, y en los que son compatibles en la mayoría de ocasiones el rendimiento sale bastante lastrado, incluso en juegos poco exigentes como League of Legends.

Si quieres un Mac sin complicarte la vida, cómprate un Mac

Acabamos estas líneas emitiendo un juicio sobre lo que nos ha parecido probar la experiencia que ofrece Mac OS en un ordenador “normal y corriente”.

Sinceramente, nos parece una alternativa muy interesante para aquellas personas que necesiten un Mac pero no dispongan de un gran presupuesto. Si ya tienes un ordenador de sobremesa antiguo pero tienes suerte con las piezas que escogiste en su día (como me ha pasado a mi) podrás tener un Mac sin invertir un euro, aunque lo más posible es que si utilizas WiFi seguramente vayas a tener algún que otro problema. También si quieres construirte un ordenador desde cero que sea compatible con Mac OS te recomendamos la guía de componentes de TonyMac x86. Absolutamente recomendables.

Por el punto negativo, resaltar que aunque la compatibilidad de componentes cada día sea más amplia, la compatibilidad no siempre va a ser plena, y dependiendo del tipo de componentes puede que no vayas a tener una experiencia demasiado estable (aunque en muchos casos no llegue a ser molesta).

En el caso de que tengas o quieras comprarte un portátil al que meterle MacOS, no te andes con tonterías y cómprate un Mac. Hay un portátil de HP que si que ofrece una buena experiencia, pero fuera de ahí, en la mayoría de portátiles no va a merecer la pena. Puedes informarte en los foros de TonyMac, pero no creemos que merezca la pena.

Como opinión sincera, recomiendo la experiencia Hackintosh a todo aquel que le guste el trasteo. Si realmente quieres un Mac sin complicarte la vida, mejor compra un Mac, porque la vía Hackintosh es de todo menos cómoda.

Una ventaja muy importante del Hackintosh es poder mejorarlo por piezas.

Por otro lado, mirando el punto de vista de un usuario de PC que ha utilizado durante años varios sistemas en su PC (varias versiones de Windows, Linux, Chrome OS e incluso Android) he visto a Mac OS como un buen sistema operativo, pero tampoco es la maravilla que los usuarios de Apple llevan intentando venderme durante años. A día de hoy, un buen PC con Windows 10 no es ninguna basura. Eso si, elige un buen SSD, que es la principal diferencia entre un Mac moderno y un PC con Windows estándar.

  • Mordisquitos

    Primero de todo, enhorabuena por conseguirlo en un sólo día, yo estuve casi una semana de fracasos hasta que conseguí que todo funcionara.
    Sobre las quejas que tienes, te darás cuenta de que la filosofía de trabajo con macOS es diferente a Windows, pero para acortar te voy a decir un par de cosas para que te habitúes mejor.
    Para el tema de la configuración de ventanas, hay varias apps que te ponen atajos de teclado para hacer las mismas funciones, la más famosa es Spectacle.
    En mac no deberías minimizar las apps prácticamente nunca, sólo cuando haya alguna ventana que quieras específicamente que no se vea.
    La mayoría de veces tendrás muchas ventanas unas detrás de otras e irás cambiando con cmd+tab.
    Para cerrar completamente una app, pulsa cmd+Q. En mac hay unos cuantos atajos de teclado que son prácticamente universales (como cmd+, que abre el panel de configuración de cualquier app).
    En mac las apps no funcionan como en Windows, que una ventana es una app, aquí las apps se diferencian entre interfaz y funcionamiento interno, si tu cierras la ventana, la app sigue funcionando (se muestra un punto negro debajo del icono de la app en el dock), para cerrarla tienes que hacer cmd+Q o desde el panel superior.
    Y creo que poco más, yo empecé a usar macOS por trabajo y la verdad es que al cabo de unos días estaba más cómodo programando que lo que he estado nunca con Windows (pero más que nada porque Windows da un soporte regulero para programar). Pero tienes toda la razón en que Windows 10 no tiene nada que envidiar a macOS para la mayoría de usuarios.

  • Aki

    como ya ha comentado @Mordisquitos:disqus para la gestión de ventanas tipo windows lo mejor spectacle, magnet o alguna similar.
    El tema del dock si que no me cuadra, cuando cierras una aplicación desaparece del dock a no ser que tu quieras que este ahí (botón derecho, opciones, mantener en el dock), y las ventanas deberían minimizarse en el lado derecho, al lado de la papelera (aunque como te han dicho, nadie lo hace, cmd+tab y listo)

    en cuanto a la estabilidad, mi mac portátil se habrá colgado unas 5 o 6 veces en 6 meses y lo considero como un sistema poco estable, teniendo en cuenta que el mac pro se me habrá colgado una 10 veces en 4 años como mucho…

  • kik1n

    Virtual Box.
    OSX, solo para presumir que lo puedes instalar y equipo Mac, que tienes dinero de sobra.

    • moralesnery

      Se puede usa XCode y/o emular iOS en VirtualBox?

1 de 7