Omicrono, la tecnología de El Español

Pronto podrás decir “Cortana, abre Alexa” o “Alexa, abre Cortana” y que el asistente de voz te responda haciéndolo. Amazon y Microsoft se unen en esta particular aventura de los asistentes de voz.

El futuro está en los asistentes de voz, y muchas marcas ya están apostando por ellos. Por ejemplo, Google tiene a Google Home y Apple quiere que Siri entre en juego con el HomePod, pero no son los únicos jugadores en esta particular batalla.

Dos de los grandes combatientes en el mercado de los asistentes de voz son Microsoft con Cortana y Amazon con Alexa. Cortana está presente en cada vez más dispositivos, además de Windows 10. Amazon ha conseguido colocar millones de Echo con Alexa, además de los dispositivos que lo tienen integrado. Y ambas compañías han decidido unir fuerzas.

“Cortana, abre Alexa”, o “Alexa, abre Cortana”

 

Según el New York Times, Amazon y Microsoft han decidido unirse en el terreno de los asistentes de voz. Jezz Bezos, fundador de Amazon, ha declarado en una entrevista que quiere que su asistente digital tenga acceso a la mayor cantidad de inteligencias artificiales posible. Y cita la buena integración de Cortana con Outlook y Office como una razón para que Alexa se hable con Cortana: quiere que los usuarios de Alexa puedan recibir esa clase de respuestas.

Esta integración se lleva gestando desde 2016, gestionada directamente por el propio Bezos y Satya Nadella (actual CEO de Microsoft). Y empezará siendo un simple comando como “Cortana, abre Alexa” o “Alexa, abre Cortana”, dependiendo del dispositivo al que le hablemos.

El objetivo final de Amazon sería que Alexa te lleve al asistente más adecuado para lo que estás preguntando, sin tener que pedirlo explicitamente. Es decir, que Alexa sea una interfaz para llegar a más asistentes, además de ser un asistente por sí solo.

Jezz Bezos, en la misma entrevista, ha afirmado que no ha hablado con Apple o Google para hacer lo mismo, pero comenta que “lo recibiría con los brazos abiertos”. Satya Nadella desea que esta unión entre Microsoft y Amazon les inspire a seguir sus pasos.

Aunque parece poco probable que lo terminen haciendo: tanto Google como Apple están intentando imponer sus propios ecosistemas, y los asistentes de voz son un campo más donde hacerlo.

8 de 12