Omicrono, la tecnología de El Español

Este traje abre un nuevo camino para la Realidad Virtual.

¿Te imaginas jugar inmerso en un juego, siendo tú el propio controlador? Con este traje, estamos algo más cerca. Ha sido desarrollado por la Universidad de Tokio y ya es posible adquirirlo. Puede que te suene, incluso, pues hemos podido verlo durante el CES 2016 y 2017.

Piel electrónica que captura el movimiento

Uno de los mayores problemas que se ha de solucionar es el lag desde que se produce un movimiento hasta que la máquina lo plasma. No obstante, salvando detalles, funciona muy bien.

Por ahora solamente detecta los movimientos del tronco y de los brazos, pero no el del resto del cuerpo (la cabeza, las manos, y las piernas, por lo tanto, están descartadas).

El traje pesa tan solo 250 gramos

Pero no solo sería posible usarlo para videojuegos, sino que también tiene otros ámbitos de uso. El que vemos en la imagen inferior es uno de ellos: corregir posturas.

No solo cuando trabajamos en el ordenador, sino también cuando realizamos deportes o cuando estemos realizando cualquier trabajo que requiera de una postura correcta. Y también se puede analizar la actividad y aptitud deportiva.

Para procesar toda la información de los sensores se usa un ‘e-skin Hub’, que es como una especie de ordenador integrado que lleva el propio traje. Es el que une y procesa todos los datos.

Este hub también es el encargado de enviar toda la información a los diferentes dispositivos a los que está conectado. El problema del lag está precisamente aquí: se usa Bluetooth para comunicar al traje con el ordenador o la consola que necesite los datos.

Podemos comprar un kit ‘de adopción temprana’ en Kickstarter, aunque está penando para desarrolladores, por lo que aparte de ser algo caro, puede que ni siquiera lleguemos a usar, pues aplicaciones que aprovechen este traje, pocas.

Ver e-skin en Kickstarter

5 de 5