Omicrono, la tecnología de El Español

¿Pensabas que un coche eléctrico producía cero emisiones? Te equivocabas. La buena noticia es que cada vez son menos.

Los coches eléctricos, por mucho que nos pese, no están libres de emisiones. Ya no entramos en la fabricación, donde se generan muchísimas emisiones altamente contaminantes, sino que hablamos directamente de las generadas durante la carga del vehículo.

Y es que, como bien podremos prever, cargar un coche eléctrico tiene un coche medioambiental, a veces incluso mayor que el impacto generado por un coche de combustión. De hecho, en función del país (y de la ciudad), nuestro coche eléctrico producirá más o menos residuos.

Francia, aparte de ser el primer país del mundo en alcanzar la cifra de los 100 000 coches eléctricos vendidos, es uno de los países donde menos emisiones se generan. Concretamente, hablamos de 13 veces menos que en otros países. Y eso no es todo: también quieren acabar con los coches de combustión de aquí a 20 años, en 2040.

Esto se debe, obviamente, al método en el que se produce la electricidad consumida por el vehículo eléctrico. A no ser que se genere mediante energía verde (placas solares, etcétera), una de las alternativas más fuertes que queda es la combustión fósil, lo que también genera emisiones, y no pocas.

El coche eléctrico también genera emisiones, pero cada vez menos

Un reciente estudio en Reino Unido ha recogido la evolución de emisiones generadas en distintos vehículos. En el Tesla Model S, por ejemplo, se ha visto una evolución desde 124 g/km de CO2 consumido a 41 g/km. Concretamente, la emisión de CO2 se ha visto reducida en 2/3 desde 2012 hasta 2017. También ha sido así, por supuesto, en el resto de vehículos estudiados:

El estudio, que ha sido producido por Imperial College de Londres, analizó minuciosamente los datos de la generación de electricidad. Ahora mismo, el umbral de residuos generados se sitúa por debajo de los 71 g/KWh, dato histórico si tenemos en cuenta que en el 2000 este valor ocupara los 500 g/KWH y 740 en la década de los 80.

A esto tenemos que sumar los planes de la Unión Europea para 2030. Para entonces se prevé que el 27% del consumo energético sea ocupado por las energías renovables. Para 2050, incluso, el plan establece que la electricidad esté totalmente libre de carbono.

Si así fuera, la cifra de las emisiones generadas por los vehículos eléctricos sería sustancialmente más pequeña. De hecho, así se puede ver claramente en la tendencia que está tomando actualmente desde hace décadas.

  • Paco Aledo

    “Esto se debe, obviamente, al método en el que se produce la electricidad consumida por el vehículo eléctrico. A no ser que se genere mediante energía verde (placas solares, etcétera), una de las alternativas más fuertes que queda es la combustión fósil, lo que también genera emisiones, y no pocas.”
    Curioso, se olvida en su artículo, que Francia, hoy por hoy, es autosuficiente en generación eléctrica gracias a sus centrales NUCLEARES, ni verdes ni fósiles, NUCLEARES. Y ampliando su red NUCLEAR, con la construcción de varias más en los próximos años. Centrales nucleares que no dependen de las condiciones atmosféricas, hídricas, que generan la energía más abundante y por ello mas barata, que en condiciones normales, NO CONTAMINAN, que nos la venden a los españoles…y aquí pensando en verde…

    • Efectivamente, por eso en Francia los vehículos eléctricos, por ejemplo, generan muchísimas emisiones menos que en China o Japón.

      Pero vamos, desechar la energía verde por nuclear… tampoco creo que sea la solución.

1 de 10