Omicrono, la tecnología de El Español

Este 21 de agosto millones de ojos se posicionarán hacia el cielo, y muchos de ellos lo harán con gafas falsas o sin tomar las precauciones necesarias.

Gastar de menos en unas gafas para ver un eclipse podría costarnos un poco más de lo que pensamos: puede causar daño permanente a nuestros ojos. La NASA ya lo ha advertido y por ello algunas tiendas online como Amazon están retirando productos de este tipo que podrían ser falsos.

Hay que tener mucho cuidado, sobre todo ahora que se acerca el eclipse solar del 21 de agosto. Aunque este evento tan próximo es únicamente para Estados Unidos (desde España solamente veremos un eclipse parcial), debemos tener en consideración todas las precauciones a tomar al comprar unas gafas de este tipo por Internet.

Si tenemos la suerte de poder apreciar el eclipse total (donde el diámetro de la Luna parece más grande que el del Sol) podremos mirar sin gafas (siempre y cuando, claro, estemos en la fase máxima del eclipse), pero en las zonas en las que el Sol no se eclipse totalmente por la Luna será tan dañino mirar a este como cualquier otro día.

Recomendaciones al comprar unas gafas para eclipses

Lo principal es que las gafas que vayamos a comprar cuenten con las normas internacionales necesarias que acrediten que es seguro mirar al Sol con las gafas. Necesitamos prestar mucha atención a este detalle, tanto si las compramos por Internet como si las compramos en una tienda física.

Hablamos de la norma ISO 12312-2 (también conocida como ISO 12312-2: 2015). Así, nos aseguraremos de que se reduzca la luz solar a niveles visibles y seguros, además de que también se bloqueará la radiación solar ultravioleta y la radiación solar infrarroja.

Pero cualquier fabricante podría inscribir en sus gafas que cumple con esta norma. Por ello, se usan sellos holográficos para verificar qué modelos han sido certificados en los laboratorios pertinentes. Tenemos que descartar también todas aquellas gafas que que no adopten la norma ISO de 2015 o que tengan rayones o roturas, pues podrían ser igual de perjudiciales.

Ademas, en Europa, contamos con el sello CE. Proviene del francés ‘Conformité Européene‘ y certifica que cumple con las leyes europeas. Es la misma marca que deberían incorporar muchos otros dispositivos vendidos en la Comunidad Europea, como por ejemplo los móviles (especialmente debemos fijarnos si tienen este sello o no si son productos importados).

Nos hemos puesto en contacto con Amazon España y, a pesar de que la filial estadounidense ha retirado del mercado modelos falsos o que no cumplen con las normas ISO, en el mercado español aún no se ha producido esta retirada masiva. Debemos fijarnos, pues, muy bien si vamos a comprar este tipo de productos tanto en Amazon España como en cualquier otra tienda online.

  • Dani

    Y si vale un euro, no te fíes mucho.

  • Donii

    No hace tanto me tome unos rayos x a una lesión creo que me servirá esta muestra para crear mis propios lentes.

3 de 9