Omicrono, la tecnología de El Español

Ya nos hemos pasado Nier: Automata, la obra de Platinum Games publicada por Square Enix, y te contamos qué nos ha parecido.
Analizamos la esperada secuela de los juegos Nier Gestalt y Nier Replicant, los cuales a su vez nacieron a modo de spin-off de la saga de videojuegos Drakengard.

Esta nueva entrega de Nier ha demostrado que no todos los juegos Triple A buscan únicamente llegar la mayor cantidad de público a toda costa; sin importarles simplificar a niveles ridículos la historia u omitir los elementos que en su momento hicieron grande a una saga. A veces, estos elementos no se consideran atractivos para jugadores casuales.

Una nueva entrega de la saga que puede disfrutarse sin jugar las anteriores

Se trata de un juego de rol más orientado a la acción que sus antecesores; pero sin perder los modos de juego característicos de estos. Esto incluye una simulación de juegos de plataformas, hack n slash, de mundo abierto y de puzles, incluidos a lo largo de la historia y en algunas fases.

Nier Automata se puede tratar como un juego independiente , ya que no es realmente necesario jugar a los anteriores para disfrutar de este; pero no son sutiles las referencias a anteriores entregas de la saga. Desde personajes que vuelven para esta entrega; hasta textos que unen los eventos ocurridos en los otros Nier con este.

Arte visual y auditivo

También cabe destacar los magníficos y originales diseños de personajes, tanto de androides como de máquinas. Y siguiendo la línea sus antecesores, una espectacular banda sonora compuesta por el maestro Keiichi Okabe. Dicho esto, entremos en materia, la historia… Precaución frente a algún posible spoiler.

Este es un juego con 26 finales distintos, de los cuales 21 de ellos son falsos. Estos últimos se activan al realizar acciones indebidas para el correcto transcurso de su argumento; como puede ser abandonar el campo de batalla durante un combate importante.

Un juego imperfecto pero muy recomendable

Como todo, este juego no es perfecto y hay varias cosas que podrían haberse mejorado. Un ejemplo de esto son unos personajes (los alienígenas), que en un principio esperas que tengan algún papel activo en la historia; pero al final su participación se limita a algo de información y detalles en el entorno. Esto me dejó un poco fría y pensando que dicho tema podría haber dado para bastante más.


La parte final se habría beneficiado con un poco de información adicional; un nivel bastante confuso que, a primera vista y a esas alturas del juego, carece de motivos para estar ahí más allá de enrevesar la historia. Tampoco habría estado de más aumentar el tiempo en pantalla de Adán y Eva; dos villanos realmente interesantes y en los que se podría haber profundizado más.

Puntos negativos aparte, la historia me ha sorprendido muy gratamente. El método utilizado para contarla me ha parecido muy curioso y acertado; una vez que te has pasdo una parte de la historia desde el punto de vista de un personaje, puedes volver a jugarla con otro. Nuevos comandos y misiones disponibles te permiten aclarar ciertos temas y curiosidades.

Una obra que no debería ser única

Los temas que se tratan en Nier:Automata dan mucho que pensar y hay secciones realmente impactantes y emotivas para el jugador; asimismo, tampoco se hace difícil simpatizar con la mayoría de los personajes.

Como dato que realmente me sorprendió, quiero destacar las historias de cada una de las armas que puedes llegar a adquirir: se van desbloqueando a medida que son mejoradas, y algunas de ellas me parecen mucho mejores que los argumentos supuestamente “más elaborados” de varios videojuegos actuales.

En resumen, la industria de los videojuegos necesita más obras como esta, dispuestas a arriesgarse y a no mancillarse a sí mismas por seguir la corriente con tal de conseguir algunas pocas ventas más.

Nier: Automata en Steam

Nier: Automata en Playstation Store

8 de 10