Omicrono, la tecnología de El Español

Intel ha creado un nuevo tipo de SSD, en forma de “regla”, con el que espera dar el siguiente salto en capacidad.

Los SSD han revolucionado el sector del almacenamiento, aunque esta revolución se haya tenido que hacer poco a poco. El factor de forma es un buen ejemplo de esta evolución.

Inicialmente los SSD ocupaban el hueco de 2.5 pulgadas en nuestros ordenadores; simplemente porque ese hueco ya no se usaba y estaba presente en la mayoría de cajas. De la misma manera, la conexión SATA se usaba porque era la más rápida y popular en ese momento, no porque fuese la mejor.

Una regla para llegar al petabyte

Con el tiempo, han nacido nuevos estándares adaptados a esta tecnología. Cada vez más placas base tienen una conexión M.2, y hay SSDs en forma de tarjetas PCI-Express. Pero da la sensación de que las cosas aún pueden mejorar.

Al menos Intel así lo cree, y por eso ha desarrollado un nuevo tipo de SSD, un nuevo factor de forma que permitirá añadir más chips, y por lo tanto conseguir mayor capacidad.

Se llama “Ruler”, “regla”, por una sencilla razón; porque eso es lo que parece. Con su forma rectangular, si tuviese una burbuja en el centro parecería un nivel. Es largo, pero al mismo tiempo es estrecho, por lo que está diseñado para colocar varios uno al lado del otro.

Un nuevo tipo de SSD, para conseguir mayor capacidad en menos espacio

Y ese es el objetivo de Intel, crear unos SSD que puedan colocarse en racks de servidores para conseguir la mayor capacidad posible en el menor espacio. Según Intel, es posible conseguir 1 Petabyte (1000 Terabytes) en una unidad de rack; en comparación, para conseguir la misma capacidad con discos duros de 10 TB, es necesario cuatro unidades de rack.

Por lo tanto, el Ruler no está diseñado para usuarios normales; para ordenadores de escritorio, Intel prefiere que nos fijemos en los nuevos Optane y su gran rendimiento. Pero para el mercado empresarial, Ruler puede ser una revolución muy esperada.

1 de 14