Omicrono, la tecnología de El Español

Ford y Domino’s Pizza se han aliado en una aventura curiosa y digna de Amazon: repartir pizzas con coches autónomos. Lo único malo es que el coche no estará conduciendo sólo de verdad.

Uno de los primeros trabajos que nos quitarán” los robots será conducir. Los coches autónomos ya son una realidad, gracias a esfuerzos de compañías como Tesla o Google. Cada vez estamos más cerca de ver vehículos que se conduzcan solos, sin intervención humana de ninguna clase. Y ahora estamos en la fase en la que los fabricantes y desarrolladores no paran de recopilar datos para mejorar sus sistemas de conducción autónoma.

Tanto fabricantes nuevos (Tesla, Google), como fabricantes tradicionales (Ford, Toyota) están experimentando con prototipos y vehículos autónomos de toda clase, hechos para hacer kilómetros y kilómetros de pruebas. Y el último experimento de Ford para recoger datos consiste en entregar pizzas a domicilio. Sí, habéis leído bien: los coches autónomos de Ford sustituyen a la scooter y empiezan a repartir pizzas.

El coche autónomo repartidor de pizzas

La compañía con base en Michigan se ha aliado con otro viejo conocido, Domino’s Pizza, para que sean sus coches autónomos los que repartan a domicilio. Según The Verge, estos coches híbridos vendrán equipados con un compartimento que está en el interior del coche, y que mantiene las pizzas calientes. Cuando llegue el coche a nuestra casa sólo tenemos que introducir los cuatro últimos números de nuestro número de teléfono en un panel, y la ventanilla se abrirá con nuestro pedido.

El experimento ha comenzado en algunas regiones de EEUU, y sólo estará disponible para algunos clientes seleccionados. Además, el coche no se conducirá sólo: siempre estará un ingeniero de Ford al volante, acompañado de investigadores. De esa forma Ford consigue más datos para su proyecto de conducción autónoma, y Domino’s Pizza prueba cómo sería un envío 100% autónomo.

Lo cierto es que no es la primera vez que vemos este tipo de experimentos. Ya hemos visto reparto de paquetería con drones autónomos, además de suministros de emergencia para zonas incomunicadas. Por no hablar de los experimentos de Uber de poner coches autónomos en las calles.

2 de 11